“Este Gobierno está haciéndole mucho daño al país”: senadora Viviane Morales

Por María Esperanza Arias Herrera

Dos semanas después de que se hundiera el referendo contra la adopción por parejas del mismo sexo, la senadora del partido Liberal, Viviane Morales, piensa en el camino que seguirá para continuar haciéndole oposición al presidente Juan Manuel Santos.

En diálogo con Publimetro explicó qué seguirá después del referendo, por qué cree que Santos quiere imponer en el país la ideología de género y qué pasará con su candidatura presidencial.

Senadora Morales, ¿Usted cree que Santos tuvo que ver con que el proyecto se hundiera en la Cámara?

Sí, el presidente es responsable de que el proyecto se haya hundido en la Cámara. En el Senado, donde no hubo una intervención del presidente Santos —aunque hubo una velada del ministro del Interior—vimos los resultados positivos. En Comisión Primera fueron 10 votos a favor y dos en contra. En plenaria del Senado fueron 54 votos a favor frente a 20 en contra. Además que esa posición reflejaba la posición del pueblo colombiano, en donde entre el 78% y 80% rechaza la adopción por parejas del mismo sexo. Entonces, el gran cambio en la Cámara fue la intromisión indebida y la presión del Presidente de la República sobre los representantes a la Cámara de la Comisión Primera para negar el referendo.

Específicamente, ¿en qué consistió esa presión de Santos?

Pues, primero, las declaraciones y, segundo, las actuaciones de sus ministros. Era ver cómo en la Comisión Primera el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, sacó a los miembros de la bancada liberal, los tuvo en una reunión y después de la reunión vinieron a decir que el voto de la bancada era en contra, cuando habían manifestado antes, varios de ellos, que iban a votar a favor.

Ahora que se hundió, ¿qué sigue? ¿Tiene pensada una segunda opción?

Nosotros renunciamos a la apelación porque, dada la presión del presidente, no tiene sentido someternos a una discusión si no hay las garantías democráticas. En una discusión sobre un referendo en el que se presenta una propuesta ciudadana de 2’300.000 firmas, lo mínimo que uno espera es que el Congreso la debata con libertad. No hay libertad, no la hay para los representantes, no hay libertad en esta discusión, así que no vamos a apelar. Pero eso no quiere decir que no tengamos la conciencia de que esta causa tiene que seguir, de que esta lucha se tiene que dar, porque estamos hablando por el 80% de los ciudadanos y estamos hablando del interés superior del niño.

Independientemente de la decisión que tomó el Senado y la Cámara, la Corte ya había dado un fallo a favor de las familias homosexuales. Entonces, ¿Porqué dice que es inconstitucional y que va en contra de los derechos de los niños?

Durante 20 años la Corte Constitucional dijo que el Congreso podría legislar sobre la adopción y podía determinar, por ejemplo, que las parejas heterosexuales fueran las únicas que adoptaran y que eso no era discriminación, porque hay una diferencia entre las parejas heterosexuales y las homosexuales. En una de las dos va a haber un rol de padre y madre. En las otras parejas no va a haber uno de los dos roles. Son distintas, por naturaleza. Luego, en una sentencia en donde hay una deficiencia de razonamiento, de argumentación lógica, la Corte dice que por el interés superior del niño es necesario permitir que las parejas homosexuales puedan adoptarlo y falla diciendo que es necesario crecer el universo, cuando está demostrado que en los últimos 10 años 17.000 parejas heterosexuales solicitaron niños en adopción y solo se dieron 7500 en adopción. Entonces, no es por falta de parejas heterosexuales. No es cierto que tuviera que crecer el número de parejas para que se adoptaran niños. De hecho, hemos visto que desde que se aprobó en el año 2015 hasta ahora ha habido cuatro solicitudes de parejas del mismo sexo. Así que no es cierto que se vayan a salvar los niños que no se han dado en adopción porque entren a adoptar parejas del mismo sexo.

Entonces, su argumento se basa en que los homosexuales no adoptan…

No, me estoy basando en el interés superior del niño. El proceso de adopción es un proceso de restablecimiento de derechos y la Constitución señala que al niño se le debe dar una familia. La Constitución también señala que la familia que reconoció el Estado es la constituida por un hombre y una mujer. ¿Qué perdió el niño? Perdió una mamá o perdió un papá, perdió a los dos. ¿Qué hay que restablecerle al niño? El padre y la madre. Eso es fundamental en el desarrollo armónico e integral. ¿Pero si hay papás solteros y mamás solteras? Claro que sí, pero son papá o mamá biológicos, que crían a sus hijos. Aquí estamos hablando de niños que están a cargo del Estado, que están en condición de adoptabilidad. Es decir, que son niños que ya han sido agredidos, abusados, violentados, son niños que vienen de una condición emocional muy dolorosa a los cuales el Estado tiene que darles lo mejor posible, las mayores garantías. Y la mayor garantía es, en nuestro concepto, de quienes firmaron el referendo, que puedan tener un padre y una madre.

Hay otro tema que es nombrado mucho en su agenda y es la ideología de género. ¿Por qué insiste en este tema?

El Gobierno ha tratado insistentemente en implementarlo. Lo primero fue con las cartillas, que sí existieron. Sí hubo una cartilla que se elaboró en el ministerio de Gina Parody, en la que decían que ni el niño y ni la niña eran hombres y mujeres, sino que esto era una condición que se iba adquiriendo socialmente. Luego, en los acuerdos de La Habana habían más de 90 artículos en los que se establecía una posición de privilegio el tema de la minoría LGBT que parecía desmesurado. Está bien que se reconozcan todas las víctimas del conflicto, pero había mucha insistencia con la minoría LGBT, que quedaba como un privilegio. Y ahora este hecho (del referendo) tiene que ver todo con la ideología de género. Es un Gobierno que se ha empeñado en meter, a través de distintos caminos, el tema de la ideología de género.

Finalmente, después de todas estas polémicas, ¿se piensa lanzar como candidata presidencial por el Partido Liberal?

Yo creo que en este momento las reglas del juego no están claras. Habrá una reforma política. Pero yo lo que sí creo y en lo que estaré decidida es a trabajar en derrotar la era Santos. Creo que este Gobierno está haciéndole mucho daño al país. No estoy en contra del acuerdo de paz, ahí hay cosas muy importantes que rescatar, como la desmovilización y el desarme, brindarles participación política a las Farc y, sobre todo, destacar la impresionante reducción de víctimas del conflicto.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo