El Pacífico que nunca ha estado en paz

¿Qué es eso tan grave que sucede en Chocó y en Buenaventura que hace protestar a su gente?

Por María Esperanza Arias Herrera

En los últimos días el Pacífico ha ocupado los titulares de las noticias por las protestas, los desmanes, los abusos de autoridad por parte del Esmad y los videos e imágenes de la gente marchando vestida de blanco. Pero, ¿qué es lo que está sucediendo en esta zona del país para que su gente haya decidido irse a paro cívico indefinido?

Chocó es un departamento rico en recursos y donde se centra la mayor actividad minera de Colombia (legal e ilegal) y Buenaventura cuenta con el puerto marítimo más importante del Litoral Pacífico. Sin embargo, sus habitantes poco y nada ven las regalías de esas actividades económicas que dejan millonarias ganancias al país.

En la actualidad, tanto el departamento como el puerto que hace parte del Valle del Cauca tienen altos porcentajes de pobreza, desempleo, deficiencias en el servicio de salud, de vías, un precario sistema de acueducto y alcantarillado, además de no contar con el servicio de agua potable de manera constante.

Estos son los motivos por los que Narcilo Rosero, líder de Buenaventura y representante del Comité del Paro Cívico en la mesa de negociaciones con el Gobierno, le contó a PUBLIMETRO que no se levantará el paro hasta que en Buenaventura “declaren la emergencia social, económica y ecológica para que puedan cumplir con los compromisos que se pactaron”. Solo con esta declaratoria el Gobierno podría liberar recursos económicos para llevar a cabo los planes que quedaron pactados.

Como sucedió con el plan Pazcífico, con el que el presidente Juan Manuel Santos prometió recientemente invertir 120 mil millones para el acueducto del puerto.

Hernán Olano, director del Departamento de Humanidades de la Universidad de la Sabana, contó a este medio que la región del Pacífico históricamente ha sido una zona olvidada y afectada por la corrupción.

“Es una región que se ha visto marginada y ligada a la corrupción desde los años 70 y 80, cuando la desaparecida empresa Colpuertos creó un foco de corrupción debido a las altas pensiones con las que eran jubilados los servidores de esa entidad. Tanto así que tenían pensiones más altas que las de los congresistas, lo que degeneró la región y la volvió un centro de delincuencia”, indicó el también historiador, quien asegura que la corrupción rápidamente invadió a diferentes poblaciones en Chocó, el Valle y el Pacífico nariñense, como Tumaco.

Pero con mayor fuerza afectó a Buenaventura, que “debió ser la primera ciudad construida para el progreso del país”, según Olano. En este municipio la mayoría de sus alcaldes desde 1988 han estado relacionados con procesos judiciales por corrupción y otros delitos, y al menos cuatro de ellos han sido destituidos de su cargo por irregularidades.

“Estos hechos fueron poco a poco menoscabando los pilares de una sociedad que trataba de sostenerse y que hicieron que en Buenaventura lo único blanco que tuviera era el Hotel Estación que resaltaba frente a una población llena de miseria y de pobreza económica, física y moral”, manifestó el experto.

¿Los desmanes hacen parte de un plan?

Para Narcilo Rosero, hay una hipótesis que manejan los habitantes de Buenaventura sobre los desmanes ocurridos el fin de semana que le causaron la muerte a un joven, a un patrullero de la Policía y que dejó en grave estado de salud a dos bebés.

“Lo que pasó el viernes fue algo planeado por el Gobierno porque la Fuerza Pública se perdió cinco horas y en ese lapso sucedió lo que sucedió. Uno no se explica cómo la Policía, que estaba a tres cuadras de La 14, no se movilizó a pesar de todas las llamadas que hizo la gente para evitar el saqueo del almacén. En esas cinco horas ocurrieron los desmanes y aparecieron después a declarar el toque de queda. Es algo que no nos explicamos y esperamos que el Gobierno, cuando llegue, nos explique”.

Comisión del Gobierno

En Buenaventura y Chocó esperan que este martes lleguen miembros del Gobierno, como el alto consejero para las regiones, el ministro de Vivienda encargado y el gerente del Plan Pazcífico, quienes, según el secretario general de la Presidencia, Alfonso Prada, revisarán la metodología de trabajo para retomar la mesa de diálogos.

Sobre esto, Rosero dijo: “La comisión que viene es de muy bajo nivel, pero dicen que vienen a cuadrar la discusión para que después vengan los ministros. Hay que aclarar que los representantes del paro cívico de Buenaventura no nos levantamos de la mesa. Fueron los del Gobierno los que se levantaron y suspendieron las conversaciones para ir a hablar con el presidente”.

Por lo pronto, la gente en el Pacífico seguirá movilizándose y para este martes se esperan diferentes marchas, como las que se han desarrollado en los últimos días.

Regalías en Buenaventura y Chocó

Solo en el Valle del Cauca hay 279 proyectos aprobados por el Gobierno por más de 604 mil millones de pesos, de los cuales 30 se realizarán en Buenaventura y todos aparecen aprobados en la página del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

En cuanto a Chocó, hay 215 proyectos por un valor de más de 541 mil millones de pesos, también aprobados. Lo que se preguntan lo habitantes es para cuándo se ejecutarán.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo