Familiares de diputados del Valle consideran que el Estado también debe pedir perdón

Creen necesario que el Estado reconozca su responsabilidad por no haber garantizado la seguridad de los diputados, permitiendo el secuestro y posterior asesinato por parte de las Farc.

Por María Esperanza Arias Herrera

“El Estado(…) no fue capaz de llegar a un acuerdo humanitario y no fue capaz de proteger la vida de nuestros familiares”, dijo Angela Giraldo, hermana de Francisco Javier Giraldo, uno de los diputados del Valle asesinado en 2007 por la guerrilla.

Estas palabras las pronunció durante el acto de perdón que las Farc realizaron en Cali, en medio de una ceremonia religiosa que se llevó a cabo en la iglesia San Francisco, ubicada a pocos metros de la sede de la Asamblea del Valle, donde los 12 diputados fueron capturados.

En el evento simbólico, ellos aceptaron el perdón que les ofrecieron las Farc.

“Nuestros familiares están vivos en el amor que ha transformado nuestro corazón de 14 años de odio en un amor suficiente para perdonar a sus asesinos”, manifestó Jhon Jairo Hoyos, hijo del diputado fallecido Jairo Hoyos.

‘Pablo Catatumbo’ fue el portavoz de la guerrilla en el acto en el que se proyectó un vídeo con las imágenes y los perfiles de los diputados.

“Esperamos que el futuro permita sanar las heridas y construir una nación más justa para todos los colombianos”, aseguró ‘Catatumbo’.

El dato:


Los 12 diputados del Valle del Cauca fueron secuestrados en Cali el 11 de abril de 2002 por un grupo de guerrilleros.

Los políticos estuvieron cinco años cautivos, hasta que el 28 de junio de 2007 las Farc anunciaron que en una acción de “fuego cruzado” murieron 11 de los legisladores, mientras que Sigifredo López fue el único sobreviviente.

Dos años después, el 5 de febrero de 2009, la guerrilla liberó a López.


 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo