Psicólogo analiza los extraños casos de Alejandra Sánchez y Felipe Correa

Por Publimetro

Los casos de desaparición de Felipe Correa y Alejandra Sánchez Rodríguez en los últimos días dejaron una sensación muy negativa y mostraron los dos extremos más dramáticos de lo que ocurre cuando una persona desaparece de sus familiares.

Mientras el empresario bogotano apareció muerto en la localidad de Teusaquillo y causa mucha preocupación las causas de su muerte, la estudiante caleña fue encontrada en un hotel de Guatapé (Antioquia), y su aparición desató más burlas y chistes en redes sociales que otra cosa.

Otros casos, como la recordada desaparición del comediante Gonzalo Valderrama en el mes de febrero, demuestran para el psicólogo de la Universidad Simón Bolívar Jesús David Rolong que estas situaciones deben tomarse de forma individual y con mucha cautela, debido a que no se conocen las condiciones que provocaron estas decisiones.

“Existen diversos factores que van desde eventos que rodean a una persona hasta enfermedades mentales”, dice el analista, quien recuerda que trastornos como la bipolaridad, la fuga disociativa o incluso la reacción de escape ante situaciones que generan altas cargas de estrés producen este tipo de fugas.

Por otro lado, también existen problemáticas que pueden generar desapariciones circunstanciales. “Lastimosamente, muchos casos de desaparición se deben a un estilo premeditado de alguien a hacer algo lejos de su lugar de origen; sumado a esto la categoría de “desaparecido” genera incertidumbre en muchas personas y a nivel colectivo se asume como una sensación de desconocimiento”, dice Rolong.

El experto consideró en especial el caso de Correa, debido a su trágico final y a la respuesta que dio a los periodistas de Colmundo Radio en la que aseguraba encontrarse bien. “Ese tipo de respuesta suele ser común para no generar más preocupación, tanto sobre sí mismo y las personas que le rodean”, reflexionó.

Según Rolong, el caso de Sánchez es mucho más complejo de conocer sin saber las circunstancias alrededor. “¿Qué motivos? ¿Qué situaciones le provocaron hacerlo? Son cosas que solo sabe ella o se sabrían en otro escenario más personalizado de análisis e investigación. Pudo haber ido a otro lado siendo consciente de lo que estaba o de lo que iba a causar en su círculo de amistades y familia”, dijo.

Debido a la extrema dificultad de predecir un caso como estos, no se puede prevenir una desaparición, y Rolong recomienda tratamientos derivados de la situación de cada persona después de un análisis profesional y personalizado por un psicólogo o psiquiatra. “A cada caso su cosa, como se dice en consulta”, recomienda.

Encuentre más información de Colombia aquí

PUB/JMR

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo