Con justicia especial, los militares enfrentarán los delitos del conflicto armado

El presidente Santos anunció en medio de una ceremonia de ascenso las normas de la justicia militar para el fin del conflicto con las Farc. Aseguró que "nunca" estarán en inferioridad judicial con las Farc.

Por Publimetro - EFE
La frase del presidente

Yo no iba a permitir que se repitiera la injusticia de ocasiones anteriores, donde los soldados y policías acababan en la cárcel y los guerrilleros acababan libres

El presidente Juan Manuel Santos dijo este sábado que los agentes del Estado que hayan violado la ley en el marco del conflicto armado tendrán un régimen especial, diferenciado, equilibrado y equitativo, basado en el Derecho Internacional Humanitario cuando comience el postconflicto.

“Partimos de la base de que hay un principio de diferenciación, de que todo lo que hace nuestra Fuerza Pública es legítimo porque la Fuerza Pública tiene a su favor la Constitución y las leyes”, dijo Santos en un discurso tras una ceremonia de ascensos militares y policiales en Bogotá.

El pasado martes los negociadores de paz del Gobierno y de las Farc sellaron un acuerdo acerca del punto de víctimas, que incluye la creación de un sistema integral de justicia, uno de los más espinosos de los diálogos de paz que comenzaron hace más de tres años.

En este sentido, Santos dijo hoy que quería acompañar todo el proceso de las negociaciones de paz y les fue informando a los diferentes comandantes militares sobre sus avances.

Así mismo, señaló que desde el inicio se comprometió a que los soldados y policías “no solo obtendrían los mismos beneficios que el enemigo en este proceso de paz, sino que no permitiría bajo ninguna circunstancia que el futuro” de la doctrina militar o policial fuese discutida por las FARC.

“Yo no iba a permitir que se repitiera la injusticia de ocasiones anteriores, donde los soldados y policías acababan en la cárcel y los guerrilleros acababan libres”, dijo el presidente.

Las claves de la justicia especial militar

Según anunció la Presidencia de la República en un comunicado, la justicia especial para militares no fue discutida en ningún momento en La Habana, debido a que se asume que por representar al estado, las acciones militares estaban en el marco de la legalidad.

La justicia penal militar no presume la cadena de mando para que los jefes de las Fuerzas Militares respondan por los actos de sus subordinados, sino que exige una relación de conocimiento y control efectivo de la conducta para determinar los castigos de los altos mandos.

Así mismo, las penas que se determinen dentro de la Justicia Especial para la Paz para militares no serán cumplidas en las condiciones de los presos comunes ni en las acordadas para guerrilleros en La Habana, sino en los centros de reclusión militares.

La justicia militar se basará en un trato equitativo con las penas impuestas a las Farc, y se basará tanto en cargos del Derecho Internacional Humanitario como en las reglas operacionales de la Fuerza Pública.

Piden al presidente Santos medidas para frenar ola de violencia en Tumaco

Los ministros de Justicia, Yesid Reyes, y de Defensa, Luis Carlos Villegas, firmaron un compromiso del Gobierno “con la resolución definitiva de la situación jurídica de los agentes del Estado”. Ese documento, según explicó Santos, sustenta el hecho de que todas las decisiones de la jurisdicción especial para la paz harán “tránsito a cosa juzgada”, por eso “no podrá ser cuestionado o reabierto por ninguna otra instancia”.

Condenan a 27 años de cárcel a guerrillera de las Farc por atentado

El primer mandatario también quiso resaltar que los magistrados del tribunal especial para la paz, cuya creación se prevé en el acuerdo de víctimas, no serán escogidos por las Farc. “Serán magistrados escogidos con toda la objetividad por instancias con toda la legitimidad, no serán escogidos por las Farc”, destacó.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo