El Plan Colombia cumple 15 años, ¿qué nos ha dejado?

El apoyo de Estados Unidos a Colombia podría verse reducido a futuro por el proceso de paz y la situación internacional, advierte un experto

Por Juan Manuel Reyes - Publimetro

En julio del 2000, los presidentes Andrés Pastrana y Bill Clinton lograron aprobar una serie de apoyos para que el Congreso de los Estados Unidos autorizara recursos y colaboración de las Fuerzas Militares norteamericanas para combatir el narcotráfico y la delincuencia en Colombia. Los recursos empezaron a entrar en diciembre de

Este miércoles, Pastrana invitó a los presidentes Barack Obama y Juan Manuel Santos a celebrar los 15 años de esta colaboración, que ha dado más de 8000 millones de dólares en lo que va de siglo en un plan que originalmente nació como una inversión para la mejora del país.

El 4 de febrero se realizaría la celebración en Washington de esta colaboración, en la que Colombia recibió una serie de ayudas reducida al combate ante narcotráfico y en el que temas como la justicia se dejaron de lado.

Así lo considera el politólogo y docente de la Universidad del Rosario Rubén Sánchez, que recordó que originalmente el Plan Colombia iba a ser una especie de “Plan Marshall”, es decir, un convenio para mejorar el país como el que se propuso para reconstruir a Europa en los años después de la Segunda Guerra Mundial.

“La idea de Pastrana fue cambiada en Washington para convertirla en un plan antinarcóticos. Además contenía otros temas como reforma a la justicia y defensa de los derechos humanos”, dice.

Los recursos originales del Plan Colombia fueron dedicados a fortalecer el Ejército. “El principal legado del Plan fue un ejército moderno, con capacidad de acción para combatir con . En el campo de la justicia todavía estamos patinando, y los derechos humanos es un tema tan complicado que se sale de sus linderos”, afirma Sánchez.

De todos modos, el analista no considera que se haya fallado. “El dinero se utilizó de acuerdo con las indicaciones y la teoría de Estados Unidos. Lo que sucedió también es que esos dineros revertían a Norteamérica, en la medida en que los pilotos que rociaban glifosato eran norteamericanos, el armamento debía ser norteamericano”, dice.

Un futuro sin la plata gringa

El cambio en la situación internacional podría hacer que el país pierda el apoyo financiero de Estados Unidos para combatir el narcotráfico que ha recibido en el marco del plan Colombia, que ya se han recortado debido a la situación económica mundial tras la crisis de 2008.
“Han surgido nuevos frentes, sobre todo en Próximo Oriente y en Medio Oriente, que llevan a un cambio de paradigma en Estados Unidos y reducen la importancia financiera del narcotráfico. Ya se ha reducido el dinero para el Plan Colombia, a futuro se reducirá más”, dice Sánchez.

Además, el proceso de paz con las Farc implicaría una reducción de los recursos. “Las Farc prometieron en La Habana dejar la financiación con cultivos ilícitos, y si las Farc ayudan a solucionar el problema financiando la sustitución de estos cultivos, es normal que Estados Unidos deje ese papel a un lado”, afirma.

Lea también: Colombia casi regala el Galeón San José

De todos modos, la situación económica y política de Colombia, fortalecida desde el gobierno de Pastrana hasta la actualidad, podría ayudar a que la lucha con el narcotráfico se desempeñe sólo con dineros propios “con el apoyo de las Farc”, dice el politólogo. “Si no nos ayudan, nos tocará recurrir a una ayuda internacional cada vez más difícil de conseguir”.

Miembros del Tribunal de Paz no será elegidos por Gobierno o FARC

“Algo paradójico en la vida es que, mientras la economía colombiana crece y las instituciones se fortalecen, pues somos cada vez menos merecedores de la ayuda internacional. Ahora nos dicen ‘ustedes ya son un país de clase media, un país emergente, ustedes verán cómo resuelven sus problemas’”, remata Sánchez.

OEA opina sobre acuerdo de víctimas

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo