Una heroína que trabaja para el desarrollo familiar

Por Publimetro Colombia

El amor por el prójimo, y en particular por los niños y las niñas, llevó a Catia Cardozo, una mujer de gran corazón a trabajar día a día a favor de las familias para que tengan una mejor calidad de vida. Gracias a su vinculación con la Fundación Plan y a las capacitaciones que recibió en diferentes proyectos, Catia ha podido pasar de la teoría a la práctica ayudando a muchas personas a su alrededor.

Su gran sensibilidad y empatía la han motivado a trabajar por su comunidad y   hace más de 12 años se dedica a desarrollar habilidades en la crianza de los niños y en la generación de espacios de sensibilización para sus madres.

Recientemente participó en el proyecto Formación de madres comunitarias y formadores para la atención de niñas y niños, de la Fundación Plan en asocio con la Fundación ALUNA en Cartagena, con el   objetivo   de brindar capacitación a madres comunitarias y formadores para la atención oportuna a familias con niños y niñas en situación de vulnerabilidad o discapacidad, estableciendo técnicas de inclusión familiar, escolar y social. “Trabajamos con madres lactantes y gestantes en procesos de estimulación adecuada con las niñas y los niños. A través de los talleres aprendimos a detectar signos que no son normales en el crecimiento que si se atienden a tiempo, pueden ser corregidos”, expresó.

Catia hace parte de las 152 madres comunitarias que desarrollaron habilidades específicas en el apoyo a familias vulnerables  con  niños y niñas en comunidades como El Pozón y Bayunca, que han podido superar ciertas situaciones complicadas con el apoyo de este grupo de mujeres. Gracias a todo lo que aprendió, Catia y sus compañeras han podido ver concretamente los resultados de su trabajo, detectando a tiempo algunos casos de niños y niñas con riesgos de discapacidad que fueron remitidos a profesionales para iniciar procesos terapéuticos.   Además, le han dejado a su comunidad la capacidad de detectar esas señales a tiempo para ser tratadas.

“La detección temprana de estas anomalías, tanto en el aprendizaje como en el crecimiento y desarrollo de los niños y las niñas es crucial para aplicarles procesos terapéuticos exitosos”, concluyó Catia que sigue trabajando con dedicación por mejorar las condiciones de vida de su comunidad.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo