La coordinadora de la Cruz Roja que se rescató a sí misma

Con motivo del cumpleaños número 100 de la Cruz Roja Colombiana, la historia de Lucy Murillo, actualmente Coordinadora Técnica de Salud de la Cruz Roja, busca ser un ejemplo de vida para entender que hay muchas formas de convertirse en héroe.

Por CAMILA BERNAL ESCORCIA

Hace 11 años, Lucy Murillo inició su labor en la Cruz Roja Colombiana como voluntaria juvenil activa dando capacitaciones sobre primeros auxilios, atención de emergencias y coordinando especialmente niños y jóvenes en la seccional de Casanare.

Entró a estudiar enfermería y, para no dejar de lado su voluntariado, repartía su tiempo entre Yopal y Bogotá.   Todo parecía salir cómo esperaba cuando, al finalizar su carrera, se le presentó la oportunidad de trabajar en el Hospital de Yopal. Pero “un día cualquiera, en un lugar incierto y en esta oportunidad a mí, cambiaban los papeles y deje de ser el instructor para ser un lesionado más”.

Mientras hacía la ruta Yopal-Bogotá, el helicóptero en el que viajaba se enredó en los cables de la luz, ocasionando la muerte de dos personas y causándole a ella un daño irreversible. Mientras guíaba al equipo de rescate por medio de un celular que le habían asignado, se percató de un fuerte dolor en la columna. Sin embargo, continuó con su labor para ser valorada en cuanto el equipo de rescate llegara al lugar.

Cómo lo temía, tenía una lesión en la columna, razón por la cual debía ser trasladada inmediatamente a un Centro de Salud. Pasó de un momento terrible a otro igual, volverse a montar en un avión.

Luego de que se confirmara que no volvería a caminar, pasó un año encerrada en sí misma y sin querer entender lo que le estaba sucediendo. Pero decidió repensar su vida y la Cruz Roja tuvo un papel crucial: “tuve un gran apoyo de parte de la Cruz Roja, desde el Presidente hasta los voluntarios. Empecé a verlos como amigos de verdad”, asegura Lucy.

Dos años después volvió al ruedo. “No estaba dispuesta a alejarme de las cosas que mayor satisfacción me daban, y la Cruz Roja era una de ellas”. Por esta razón se reintegró a la institución y, por otro lado, consiguió un trabajo para ejercer como enfermera.

Aunque en un principio no parecía factible el hecho de ejercer con su discapacidad, hoy en día afirma que “los héroes no son solo los que se botan o saltan, también están en planeación o coordinación”, labor que actualmente realiza.

Por ahora, su misión es continuar con el proceso de inclusión de personas en condición de discapacidad y abrir el panorama en lo que se refiere al tema.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo