Inicia ciclo 38 del proceso de paz con la posibilidad de unir al papa Francisco

Por Juan Manuel Reyes / Publimetro

Hemos repetido que los guerrilleros rasos no deberían ir a la cárcel salvo casos excepcionales de responsabilidad en atrocidades”

Álvaro Uribe, en su propuesta para impulsar la concentración de miembros de las Farc

El ciclo 38 de negociaciones entre el gobierno nacional y las Farc inicia este miércoles en La Habana con la expectativa de que se presente una mediación del papa Francisco en las conversaciones, y con una sorpresiva noticia proveniente desde el Congreso.

El senador Álvaro Uribe moderó sus posiciones con respecto a la concentración de miembros de la guerrilla, y planteó que el tiempo en el que estos sean concentrados pueda contarse en la condena de quienes paguen cárcel.

Los negociadores vuelven a la mesa

Con las manchas de petróleo todavía sin dispersarse y el ruido de las bombas puestas por las Farc en las últimas semanas presentes en los oídos de miles de colombianos, las negociaciones se reanudan en La Habana con el tema de víctimas en la mesa.

Se espera que en esta ronda de diálogos se acuerde el protocolo para la entrega de los menores de 15 años reclutados por la guerrilla. Este protocolo se sumaría al anuncio de la Comisión de la Verdad presentado luego del ciclo 37 para demostrar el avance en un proceso que parece haberse estancado.

Un anuncio importante fue producido ayer, en la audiencia que el presidente Juan Manuel Santos sostuvo con el papa Francisco en Roma. Luego de la reunión, el Sumo Pontífice expresó su apoyo al proceso y se comprometió a ayudar al buen término de las conversaciones, que se aceptaría si las partes lo acuerdan en la mesa.

Aunque no se ha analizado esta propuesta, las Farc han manifestado a través del negociador alias ‘Pablo Catatumbo’ que aceptan las mediaciones de distintos sectores, incluyendo al papa.

La propuesta de Uribe

Desde el Congreso, el senador Álvaro Uribe publicó una carta en la cual insiste con su propuesta de concentrar a los efectivos de las Farc en áreas del territorio nacional, con verificación de que no cometan crímenes.

La propuesta tiene dos cambios fundamentales: Uribe planteó que los milicianos de las Farc concentrados en las áreas designadas puedan conservar sus armas hasta la firma final del acuerdo, y que el tiempo de concentración pueda contarse como parte de una posible condena penal para los cabecillas de los grupos guerrilleros.

A pesar de esta cesión en su postura, el expresidente Uribe insistió en que los diálogos deben suspenderse hasta que los miembros de las Farc puedan ser conducidos a sus lugares de concentración.

Es necesaria la presencia de los cascos azules”

Para Juan Carlos Ruiz, director de la maestría de Estudios Políticos e Internacionales de la Universidad del Rosario, la propuesta de Uribe es una buena alternativa al cese al fuego bilateral, “que es difícil de mantener y verificar. La idea de concentrar a los miembros de las Farc debe ser fundamental para el avance del proceso”.

Lea también: Violencia y trasteo de votos, principales riesgos para elecciones

Ruiz considera que es “viable” la posibilidad de concentrar los cerca de 15 mil guerrilleros de las Farc. “Al inicio de las negociaciones en el gobierno Pastrana, la guerrilla demostró que podía movilizar 4000 personas a San Vicente del Caguán como una demostración de fuerza. De todos modos creo que se necesita buscar garantías para que los milicianos lleguen a las zonas elegidas”.

Lea también: Farc acelerarán entrega de menores de sus filas

De todos modos, el especialista cree que un elemento crucial debe ser la vigilancia internacional al cumplimiento del cese al fuego que, en su criterio, debe ser otorgada por los Cascos Azules de la ONU. “Un grupo tanto de soldados como policías debe poder vigilar a los milicianos y proteger a la población civil, y también debe crearse un cordón sanitario para aislar el área”.

Así puede prevenir el contagio del nuevo virus Zika (y de la chikunguña)

La protección por parte de la ONU tendría dos aristas, según Ruiz: por un lado debe evitar que los guerrilleros concentrados en el área puedan fortalecerse en formas similares a las ocurridas en el Caguán, y por otro lado, para evitar que grupos paramilitares y bacrim ataquen a los milicianos.

Encuentre más información de Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo