Buenaventura trata de sobrevivir al cuarto día sin electricidad

Por Publimetro

El cuarto día de apagón de Buenaventura, causado por la voladura de una torre de energía el pasado domingo, ha dejado ver la recursividad de los porteños para tratar de seguir con normalidad sus vidas, en medio del ensordecedor ruido de las plantas eléctricas.

En las esquinas del puerto del Pacífico, los negocios que cuentan con plantas a gasolina han puesto letreros para permitir a los transeúntes recargar sus celulares o sus baterías portátiles a 1000 pesos por hora. También se multiplica la venta de velas, las cuales se consiguen a 2000 pesos el paquete.

Por otra parte, las pérdidas en sectores como el comercio de pescados y el turismo son drásticas. Mientras los comerciantes han debido regalar o botar a la basura toneladas de pescados y otros alimentos perecederos, los hoteles han visto reducidas las reservas y la ocupación de habitaciones, sobre todo de los transportadores de carga.

LEA TAMBIÉN: Los detalles de la ley ‘Rosa Elvira Cely’

Jorge Botero, director de Fenalco, aseguró que la situación es muy complicada por la falta de electricidad. “Es terrible porque los productos perecederos no tienen manera de conservarse, y si se hace mediante plantas es muy costoso. Las plantas eléctricas no permiten mover cuartos fríos e impiden hacer inventarios o emplear cajas registradoras”, aseguró al diario El Tiempo.

Capturan político colombiano señalado de matar a su esposa

Mientras tanto, empleados de la Empresa de Energía del Pacífico (Epsa) siguen trabajando para recuperar el fluido eléctrico a más de 400 mil personas en Buenaventura. Este fue el séptimo atentado a la infraestructura eléctrica del puerto, y el más reciente luego de la voladura de una torre el pasado 17 de diciembre que lo dejó tres días a oscuras.

Néstor Humberto Martínez estaría en problemas por su renuncia

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo