Nueva ronda de conversaciones inicia con gesto simbólico contra minas antipersonal

Este jueves se dio inicio al ciclo 37 de conversaciones en La Habana, que está centrado en la reparación a las víctimas del conflicto.

Por PUBLIMETRO
Desescalamiento del conflicto
La guerrilla estaría dispuesta a entregar menores de 15 de sus filas

Por su parte las FARC, en su tradicional declaración al inicio de ciclo, señaló posibles acuerdos que “permitan viabilizar el cambio de custodia de los menores de 15 años refugiados en campamentos guerrilleros”. Lo que se entiende como un reconocimiento de que hay menores de 15 años en sus filas, cuestión que habían negado hasta el momento.

Además, en su declaración resaltaron la necesidad de iniciar de inmediato el análisis del informe de la Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas “para hallar en su relato las claves que han de conducirnos a la reconciliación nacional”.

De la misma forma plantearon que se debe conformar la comisión de esclarecimiento del fenómeno del paramilitarismo, para preparar las garantías de seguridad en el “post Acuerdo de Paz”.

Insistieron su compromiso para avanzar conjuntamente con el Gobierno en el desescalamiento del conflicto, con acuerdos como “el fin de las batidas del Ejército y dar cabida a la objeción de conciencia al servicio militar obligatorio”.

A la entrada de la reunión, los integrantes de la delegación del gobierno remangaron una bota de sus pantalones, como protesta simbólica por la muerte de una menor indígena en Buenos Aires (Cauca), al activar sin intención una mina antipersona en la tarde del miércoles.

“Desde La Habana enviamos un mensaje de solidaridad a la familia de Ingrid Guejía Guecio, niña de 7 años, fallecida por el impacto de una mina. También a la comunidad indígena Nasa a la que pertenecía, a los otros niños heridos y a la gran cantidad de víctimas de las minas antipersonal”, declaro el Jefe del equipo negociador, Humberto de la Calle.  

Lea también: tres niños afectados por manipulación de explosivo en Cauca

A lo que añadió, que el Estado colombiano abandonó hace décadas esta práctica. “Llegó la hora de que las Farc asuman el compromiso de no sembrar una mina más. Es una paradoja que cuando comienza el programa piloto ocurra este hecho que conmueve a los colombianos y que merece la condena más vehemente”.

Por su parte el presidente, Juan Manuel Santos, pidió que se acelerara el proceso de desminado que inició este miércoles 20 de mayo en Briceño, Antioquia.

Ante eso, Jorge Restrepo director del Centro de Recursos para Análisis de Conflictos (Cerac) dijo que sí es posible acelerar el proceso de desminado, siempre y cuando, haya un cese bilateral al fuego.

“Básicamente hay muchos municipios del territorio nacional que tienen condiciones de seguridad para adelantarlo, la mejor manera de acelerarlo es llegar muy rápido a un cese al fuego bilateral que incluya que las Farc paren de plantar minas”, afirmó.

Lea también: Gobierno colombiano y FARC acuerdan “hoja de ruta” para desminado

Para de la Calle, “esta es una verdadera tragedia humanitaria. Tenemos que limpiar el territorio colombiano. Estamos en La Habana no para justificar estos actos sino para lograr que no vuelvan a ocurrir. Hay que terminar la guerra”.

Según el director para la Acción Contra las Minas, el general (r) Rafael Colón, en lo que va corrido del año ya son 99 víctimas de minas antipersonal, 65 miembros de la fuerza pública de los cuales 4 fallecieron; además, se habla de 34 civiles de los cuales 10 también fallecieron. Y de este modo, a la fecha, son más las víctimas por minas a comparación de los mismos periodos anteriores, pese a que el 7 de marzo se anunció del proceso de desminado.

MÁS DE COLOMBIA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo