¿Qué pasará ahora con los diálogos de La Habana?

Gobierno y FARC han manifestado su voluntad de retomar las negociaciones de paz, pero ambas partes insisten en que debe haber nuevas condiciones.

Por PUBLIMETRO

“Reafirmo que la agenda del proceso de negociación con las FARC es sobre los cinco puntos acordados y esto no ha cambiado”, presidente Juan Manuel Santos.

Dos semanas pasaron desde que el presidente Juan Manuel Santos suspendió los diálogos de paz con las FARC, tras el secuestro del general Rubén Alzate y sus dos acompañantes en el Chocó, en lo que se convirtió en la crisis más grande que el proceso ha enfrentado.

Desde el inicio de la suscitada crisis tanto el Gobierno como las FARC han manifestado su deseo de superar el impasse lo más pronto posible para poder reanudar las conversaciones de La Habana, que cumplieron dos años apenas un par de días después de que se suspendieran.

Así como ambas partes han estado de acuerdo en que el proceso de paz debe continuar, las dos han dejado ver sus posiciones sobre que debería haber nuevas condiciones en el mismo.

Este domingo, tras la liberación de Alzate, Santos señaló que “aunque el paso dado por las FARC corresponde al deber de obrar conforme a la ley, es evidente que esa decisión contribuye a recuperar el clima propicio para continuar los diálogos y demuestra la madurez del proceso”, al explicar que “la negociación en medio del conflicto tiene costos que son difíciles de entender y aceptar”.

Por esto, se ha rehusado a la propuesta de la guerrilla de un cese bilateral al fuego o un desescalamiento del conflicto mientras se negocia en Cuba.

“Tengo la convicción de que negociar en medio del conflicto ha sido la mejor manera de preservar los elementos esenciales del Estado y evitar que las conversaciones se conviertan en un ejercicio interminable”.

Santos anunció que se reunirá con los negociadores “para discutir los términos de su regreso a La Habana”.

“Reafirmo que la agenda del proceso de negociación con las FARC es sobre los cinco puntos acordados y esto no ha cambiado. Hemos logrado acuerdos acerca de tres de los puntos y seguiremos trabajando para lograr acuerdos en los dos restantes”, agregó el presidente.

Por su parte, desde La Habana, la guerrilla señaló que “ahora tendremos que rediseñar las reglas del juego, porque un proceso de paz que ha llegado al nivel donde se encuentra, y que se apresta a discutir los temas más decisivos de la paz, no puede estar sometido a ningún tipo de actitudes precipitadas e irreflexivas que aplacen el advenimiento de nuestra reconciliación”.

Iván Márquez, jefe negociador de la insurgencia, insistió en el cese bilateral al fuego y dijo que “invitamos al Presidente Santos a que, con el corazón en la mano y la mente plena de sentido común, piense que no podemos darle más largas al absurdo de unos diálogos de paz en medio de la guerra. Zafémonos de la incoherencia de hablar de reconciliación y de reconocimiento de las víctimas, sin apagar el fuego de los fusiles”.

La respuesta oficial del Gobierno no se conoce, pero hay consenso en que no cambiarían las ‘reglas del juego’.

Mientras gran parte de la sociedad civil pide un cese al fuego unilateral de las FARC, el país se prepara para una semana que puede ser crucial para el futuro de las negociaciones.

Lea también:

Fin al secuestro que puso en jaque al proceso de paz

Santos se reunirá con negociadores para evaluar su regreso a Cuba

Ministro de Defensa celebra liberación de rehenes de las FARC

MÁS COLOMBIA AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo