Cuatro datos a tener en cuenta para comprar casa

Por PUBLIMETRO

1.      Si tiene con qué comprarla, certifique que no sea dinero ilícito

Es probable que algunas inmobiliarias no le reciban dinero en efectivo, sino que prefieran que haya salido del banco. Es un trámite que utilizan para verificar que no sean dineros ilícitos, provenientes de actividades dudosas o incluso del narcotráfico.

Sin embargo, no tendrá mayores problemas si puede certificar que una entidad bancaria ha guardado sus ahorros, el resultado de tener buena suerte con lalotería o el conjunto de dineros colectados entre todos los miembros del grupo familiar. La recomendación es, si prefiere vivienda nueva, comprarla sobre planos, porque resulta ser mucho más barata que la adquirida cuando el edificio o conjunto está terminado.

  2 Prepare su bolsillo, porque los gastos no son pocos

Tener el dinero para la casa no es el único gasto que usted tendrá después de que la compre. Tenga en cuenta que como dueño de un inmueble usted debe pagar predial y eventualmente impuesto de valorización.

También esté atento si debe pagar administración y cuál es el costo. Regularmente se trata de un pago mensual y obligatorio. Verifique también el estrato en que vivirá y pregunte con los vecinos por el valor aproximado de los servicios públicos.

Si es una casa usada, pida paz y salvo de todos los impuestos, para que no se haga acreedor de una deuda que no le corresponde.

Tenga en cuenta que dependiendo del valor de la casa, usted podría tener que declarar renta.

3 Si no tiene dinero o no lo tiene completo, busque un crédito

Ningún banco le prestará todo el dinero que necesita para comprar una casa, porque eso sería como otorgarle una casa con la cédula. Sin embargo, por ley sí están habilitados para prestarle hasta el 70% de lo que cuesta.

El monto que finalmente le otorguen dependerá necesariamente de sus ingresos y los de su familia, en caso de que quieran pedir un crédito hipotecario.

Si es una persona con un estado crediticio favorable, probablemente le presten un millón de pesos por cada 50.000 de salario.

El 30% del valor de la casa tendrá que obtenerlo usted a través de sus ahorros, cesantías o un subsidio, si es queaplica para uno.

4 Si no quiere crédito hipotecario, existen otras alternativas

Si la de idea del crédito hipotecario no es lo suyo, puede buscar otras salidas, como el leasing habitacional, con el que usted puede comprar una casa o apartamento y seguir pagando un arriendo que en últimas aportará al valor del inmueble.

En este tipo de pacto, el banco compra la vivienda y se la da en arriendo a usted.   Deben pactar un porcentaje que usted al final de un número determinado de años (elegido por ambos) debe pagarle al banco. Si decide no comprar la vivienda, entonces el banco se queda con ella.

Todos los bancos tienen simuladores de leasing en sus páginas web.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo