Abundan los TLC de Colombia con el mundo

Comercio. Dar oportunidades a los mercados colombianos ha sido el principal objetivo de los Tratados de Libre Comercio que se han logrado consolidar en los últimos años

Por Ángela Pérez

La consolidación de una apertura comercial en otros países del mundo, con la ayuda de beneficios como la eliminación de los aranceles, ha sido el objetivo de los TLC que se han firmado a lo largo de los últimos años.

Actualmente, Colombia evalúa la posibilidad de firmar TLC con Nueva Zelanda, Corea y la Unión Europea, con el objetivo de ampliar esos espacios comerciales con el mundo.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados (foto), le resaltó a PUBLIMETRO el crecimiento y la evolución de los tratados en el país y aseguró que: “Los productos colombianos tienen una alta demanda en los mercados internacionales, vemos que están aumentando las exportaciones y queremos seguir visualizando los posibles comerciantes que puedan poner sus productos en el exterior”.

Sin embargo, hay un tema que ha causado controversia en los últimos días y es la ratificación del tratado con el Gobierno panameño.

La búsqueda del beneficio arancelario del 10% para los productos de calzado y textiles que entren desde el mercado panameño al colombiano busca proteger a los fabricantes del país. Pero Panamá se ha mostrado reacia a esta propuesta. El ministro Díaz-Granados aseguró que “hemos dicho que el peor de los mundos es el que tenemos ahora, no tenemos acuerdo con Panamá, donde no hay cooperación entre el Gobierno colombiano y el Gobierno panameño (…) le agradecemos al Gobierno panameño su colaboración y disposición para alcanzar estos objetivos, yo creo que la ausencia del TLC nos ha llevado hasta aquí y con el acuerdo podemos corregir en gran medida como un instrumento adicional”.

Díaz-Granados afirmó que los tratados comerciales son también un impulso para las industrias de las zonas apartadas del país, donde ratificó su compromiso para apoyar a las empresas y poner sus productos en el mapa mundial: “Por ejemplo en la hoya del río Suárez (Boyacá y Santander)  hemos estado trabajando desde hace un año y medio para poner los productos en el mercado internacional, con los paneleros de la zona de Chitaraque (Boyacá) y municipios aledaños queremos expandir el mercado y lograr posicionar la marca a nivel mundial”, afirmó durante una travesía por estos departamentos.

La competencia china

Uno de los mercados que ha incursionado con mayor fuerza en Colombia es el chino. Productos con un bajo costo, pero de calidad media han debilitado la industria colombiana, en especial la del calzado y el cuero.

Frente a esto, el ministro Díaz Granados afirmó que: “Ese es un buen punto, ya estuvimos reunidos con gremios zapateros en diferentes lugares de Colombia, en Cúcuta, y en el barrio Restrepo, en Bogotá.  Vamos a adoptar varias medidas; primero, la modificación de la estructura arancelaria sobre todo con países donde no tenemos tratados de comercio, para controlar la subfacturación y las importaciones masivas del año pasado”. Como segunda medida, se buscará realizar una  investigación de un dumping (estudio de precios) porque los precios con los que están entrando las mercancías en muchas ocasiones no alcanzan para cubrir el flete del transporte. “Vamos a empezar esa investigación con el concurso del sector privado para evitar que una competencia desleal y el dumping especialmente afecte la producción nacional de cuero y calzado”, aseguró Díaz-Granados.

El ministro también vio alentadoras las últimas cifras del DANE, que mostraron un repunte en el sector fabril. El funcionario resaltó que: “Estamos interesados en seguir propiciando nuevas medidas, precisamente en innovación y compras públicas”.

Una de estas medidas será la mejora al acceso de materias primas. De acuerdo con el jefe de la cartera de Comercio: “Hay una gran preocupación con el acceso al cuero, a muchos productores de calzado el material se les ha encarecido, producto de unas  circunstancias internaciones y estamos buscando que esas materias primas también puedan bajar de costos, para darle más competitividad a la empresa colombiana”.

El impulso del turismo

Otro de los proyectos para poner a Colombia en el radar internacional ha sido el impulso del turismo nacional.

Díaz-Granados aseguró que el Gobierno ha invertido cerca de $25.000 millones en la mejora de las zonas turísticas del país. “En el caso de Barichara (Santander),  recorrimos la reconstrucción de los caminos reales entre Zapatoca, Guane y Barichara; son  20 kilómetros para que  los turistas recorran la zona. Como este proyecto, tenemos muchos más para potencializar el turismo en Santander”. Y añadió que: “El turismo era un sector inexistente prácticamente hace dos décadas, y ahora está atrayendo más visitantes producto de sus dirigentes gremiales”.

Dentro de las expectativas que tiene el Ministerio es lograr que lleguen cuatro millones de visitantes en 2014 y “por cada 35 visitantes se genera un empleo en Colombia, lo que definitivamente da frutos y por eso queremos aterrizar en destinos no solo de sol y playa, sino en todo tipo de modalidades de turismo”, concluyó Díaz-Granados.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo