Acaba el primer tramo de la negociación Gobierno-FARC con avances en participación

Por Publimetro Colombia

La Habana, 29 nov (EFE).- El primer ciclo de negociaciones en La Habana entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC finalizó hoy con avances sobre los mecanismos para que la sociedad civil participe y haga aportaciones al proceso que intenta poner fin al conflicto del país suramericano.

Los delegados del presidente Juan Manuel Santos y de la guerrilla volverán a la mesa de negociación el 5 diciembre, tras haber acordado un foro ciudadano sobre política agraria, que tendrá lugar en Bogotá, y la puesta en marcha de una web para recabar las aportaciones sociales al proceso para intentar la paz.

“Hemos avanzado dentro de lo previsto”, dijo hoy el exvicepresidente colombiano Humberto de la Calle y jefe de los negociadores gubernamentales en su primera declaración ante los medios de comunicación desde que arrancó esta fase de las conversaciones.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) también han llegado al final de este ciclo con “mucho optimismo y mucha esperanza”, según dijo horas más tarde el número dos de la guerrilla y líder de la delegación de paz de las FARC, Luciano Marín Arango, alías “Iván Márquez”.

Los acuerdos alcanzados en estos días en La Habana permitirán que la ciudadanía y organizaciones colombianas planteen sus propuestas sobre el primer punto a debate en el proceso para la paz: el problema de la tierra y el desarrollo agrario.

Además del foro que se celebrará en Bogotá del 17 al 19 de diciembre -en el que no participarán ni Gobierno ni FARC-, a partir del día 7 de ese mes entrará en funcionamiento la web www.mesadeconversaciones.com.co que incluye un mecanismo de “participación virtual”.

Los ciudadanos podrán consultar en este sitio de internet las informaciones y comunicados conjuntos de la mesa de negociación de La Habana en varios idiomas, entre ellos tres lenguas indígenas (wayú, cicuane y embera) así como en el lenguaje de símbolos para discapacitados auditivos.

Las partes también acordaron realizar una amplia campaña de información en Colombia para promover esa participación social, un asunto al que tanto Gobierno como guerrilla dan especial importancia y que está incluido en el acuerdo general al que llegaron en la fase exploratoria del proceso de paz.

De hecho, Humberto de la Calle apeló al pluralismo en las propuestas sociales y recomendó que sean “relevantes y útiles” para el diálogo.

“Queremos que el pueblo indique la ruta”, dijeron por su parte los guerrilleros de las FARC en una conferencia de prensa en La Habana posterior a la declaración de De la Calle.

Salvo estos acuerdos nada más ha trascendido de los debates concretos de una mesa de negociación que se reúne a puerta cerrada y donde las partes han pactado no desvelar el contenido de las conversaciones.

“No trasladaremos las conversaciones de la mesa a los micrófonos. Más que discursos queremos resultados concretos”, recordaron este jueves los negociadores de un Gobierno que “seguirá siendo celoso” con el carácter reservado de la negociación.

Aunque han acaparado el protagonismo mediático de estos últimos once días, las FARC también han cumplido con su parte en ese trato con declaraciones sobre asuntos ajenos a la mesa de negociación o valoraciones muy generales que no han ido mucho más allá de decir que el diálogo va “por buen camino”.

En estos once días parece que también se ha producido cierto “deshielo” entre las partes a juzgar por las expresiones de respeto que la guerrilla dedicó hoy a los negociadores de Juan Manuel Santos.

“Hay un buen equipo en la otra parte, se presenta un equipo muy capaz al cual respetamos profundamente”, dijo esta tarde “Ricardo Téllez”, el alias del guerrillero Roberto Granda, en una conferencia de prensa celebrada en La Habana junto al resto de delegados de las FARC.

La guerrilla valoró, incluso positivamente, la presencia en la mesa de los generales retirados de la policía y el ejército Óscar Naranjo y Enrique Mora: “Si han sido buenos para la guerra, de pronto saben cómo hallar el camino de la paz”, dijeron las FARC.

“No hacemos de la participación de estos dos generales un problema, por el contrario, de pronto ellos pueden contribuir con su experiencia a encontrar algún caminito distinto, algún atajo, pero que sea seguro, para alcanzar la paz”, destacaron.

Bogotá, 29 nov (EFE).- El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo hoy que espera que los diálogos de paz con las FARC en Cuba sigan avanzando, tras culminar los primeros 11 días de discusiones.

“Me dicen que se avanzó bastante en el tema que pusieron sobre la mesa, que ya entraron en el tema agrario. Espero que sigamos avanzando”, dijo Santos durante su intervención en el Encuentro Nacional de Alcaldes y Alcaldesas, realizado este jueves en Bogotá.

Desde La Habana, el exvicepresidente colombiano Humberto de la Calle, líder del equipo negociador del Gobierno, señaló que al término de este ciclo de las conversaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), estas han “avanzado dentro de lo previsto”.

Las conversaciones directas entre el Gobierno Santos y las FARC en Cuba finalizó hoy y se retomará el próximo 5 de diciembre, según De la Calle.

En La Habana, el Gobierno y las FARC han llegado a acuerdos para facilitar la participación ciudadana en el proceso con la celebración de un foro en Bogotá sobre Desarrollo Agrario Integral y la puesta en marcha de una página web.

En Bogotá, Santos le dijo a los alcaldes que “el tema de la paz también requiere de la ayuda de ustedes. Esto no es solamente del Presidente de la República, que va a hacer la paz”.

Señaló que en caso de que los diálogos de paz sean exitosos, a los alcaldes les corresponderá ayudar a administrar el posconflicto, con el apoyo del Gobierno.

Los invitó a aportar ideas para llevarla a la mesa de negociación y a que sigan “ambientando el tema de la paz”.

Las negociaciones de paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC, así como el desfavorable fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en el litigio con Nicaragua, han afectado la imagen favorable del gobernante.

Un sondeo de la empresa Datexco, publicado hoy, revela que la popularidad del presidente descendió 11 puntos desde septiembre, al pasar del 62 % al 51 %, y otra encuesta de Ipsos Napoleón Franco, difundida el miércoles, ubica ese descenso en 15 puntos, desde el 60 % al 45 %.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo