Colombia no le teme al crecimiento del café chino

China. Toneladas de café ahora crecen en la provincia de Yunnan. Los chinos están reemplazando los famosos cultivos de té

Por Publimetro Colombia

Según cifras de la Federación Nacional de Cafeteros, Colombia actualmente está exportando 7,8 millones de sacos. Aunque es menos de la mitad de lo que cosechaba en tiempos de bonanza (años noventa, cuando la producción anual era de 16 millones de sacos), el potencial chino no es peligroso para sector cafetero colombiano.
 
La razón es porque el Gobierno chino se ha comprometido a duplicar la producción en cinco años y tener una cosecha potencial para exportar de 150 mil toneladas cada año, aproximadamente tres millones de sacos, lejos de las expectativas de la Federación, que si el clima llegase a mejorar, aseguró que Colombia podría exportar ocho millones de sacos al año y aún más lejos de las expectativas del Gobierno Nacional, que piensa regresar a niveles de producción cercanos a los 11 o 12 millones de sacos por año. 
 
Aunque sea muy extraño, unos cien mil agricultores chinos han abandonado el té y el cultivo de caña de azúcar y están comenzando a producir café para aumentar sus ingresos.
 
Las tierras de Yunnan están situadas a 2500 metros de altura y el 98% de las plantaciones de café produce alrededor de 50 mil toneladas cada año. 
 
Por extraño que parezca y a pesar de su sabor, que según los conocedores de café se parece al hondureño, los agricultores de Yunnan rara vez toman su propia producción. “La única vez que lo intenté, no pude dormir toda la noche. Me sentí muy mal al día siguiente en el campo”, dijo Xu Long Hai. 
 
Long Hai y sus familiares dedican el 90% de sus 160 hectáreas al cultivo de café.
 
“El café se cultiva aquí como una actividad comercial. Si se compara el nivel de las comunidades rurales, aquí y en otros lugares, hay una diferencia clara”, dijo Wouter de Smet, agrónomo belga que hace siete años vive en Pu’er con su esposa y su hija.
 
De Smet fue contratado por Nestlé, que compró diez mil toneladas de granos de café de Yunnan el año pasado (20% de los cultivos de Yunnan). Él enseña a los agricultores locales cómo cambiar el cultivo del té por el café, por medio de  clases de conocimiento agrícola,  gestión, calidad y mercado.
 
También abrió una “estación de compra” de Nestlé, que compra el café directamente a los productores.“Quiero hacer del café un medio de  crecimiento sostenible para todos los agricultores”, dijo De Smet.
 
La mayoría de sus agricultores tiene pequeñas parcelas. “El más pequeño tiene solo tres árboles que producen 2,3 kilogramos de café verde”, señaló el belga. Sin embargo, De Smet dice que en Yunnan los agricultores no están obligados como en cualquier empresa mundial: “Ellos son libres de vender el café cuando quieren y a quien quieran. Hemos estado trabajando en esta región por más de 20 años y tenemos una sólida reputación. Desde que estoy aquí, el número de sacos se ha incrementado cinco veces”.
 
publimetro/mwn
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo