Angelino Garzón permanece en la clínica por isquemia cerebral

Por Publimetro Colombia

Bogotá, 21 jun (EFE).- El vicepresidente de Colombia, Angelino Garzón , fue ingresado 4 días en la clínica Reina Sofía, aquejado de una isquemia cerebral (reducción del flujo sanguíneo cerebral) que le mantiene desde el lunes en cuidados intensivos.

Garzón , de 65 años, fue internado el pasado 14 de junio al parecer aquejado de una infección de próstata, pero tras unos días en la clínica se presentó la dolencia cerebrovascular de la que el lunes pasado fue operado de urgencia.

La Vicepresidencia indicó hoy a través de un comunicado: “la Clínica Reina Sofía se permite informar a la opinión pública que el estado de salud del vicepresidente de la República, doctor Angelino Garzón , no presenta ninguna novedad”.

La clínica explicó en el parte de ayer que Garzón se encuentra “en una condición delicada, pero estable, bajo estricta vigilancia médica, con medidas de protección neurológica como parte del manejo de su enfermedad cerebrovascular aguda”.

Este comunicado precisaba que el fallo “cerebro vascular isquémico, que está ubicado en el mesencéfalo, presenta una evolución esperable, sin deterioro clínico”.

La dirección del centro se comprometió a informar tanto al Gobierno como a la opinión pública de los eventuales cambios en la evolución de la salud del vicepresidente.

Según se anunció el martes, hoy se cumplirá el periodo de tiempo necesario para que los médicos determinen el alcance del daño cerebral que padece Garzón y sus posibles consecuencias.

El neurólogo Mario Muñoz, de la Clínica Marly de Bogotá, consideró en Caracol Radio que de acuerdo al diagnóstico divulgado, el vicepresidente podría quedar con una incapacidad “prácticamente irreversible” porque el mesencéfalo, donde se presentó la lesión, es vital para el funcionamiento de varias partes del cuerpo.

Ésta es la segunda complicación grave en la salud de Garzón desde que asumió la Vicepresidencia de Colombia el 7 de agosto de 2010.

Poco más de 24 horas después de ser investido sufrió una dolencia cardiaca por la que tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica y fue incapacitado durante varias semanas.

En los últimos meses, Garzón viajó por todo el mundo en busca de apoyos para su candidatura frustrada a la dirección de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), lo que alteró su rutina, habitualmente salpicada de chequeos médicos y una dieta especial.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo