Así es el negocio de los "cupos" de taxis en Bogotá

Por PUBLIMETRO/CB
La cifra

Solo en la capital, el negocio de los “cupos” oscila entre los 5 billones de pesos. 

Es muy común escuchar a los taxistas bogotanos, y de todo Colombia, decir que “los cupos están cada vez más caros”, especialmente al referirse a la larga batalla con Uber. Acá contamos un panorama sobre cómo funcionan.

¿Qué es el cupo?

Lo primero que debe saber es que es un derecho de circulación estipulado por la Secretaría de Movilidad en 1993 que lo que busca es que la flota de taxis no sobrepase la proporción de carros.

En el caso de Bogotá, por su parte, el Ministerio de Transporte tiene estipulado que la capacidad es de 50.007 taxis, lo que quiere decir que a la capital no puede entrar uno más de ese número sin la chatarrización de otro.    

¿Cuánto vale?

La Universidad de los Andes en la publicación “¡Taxi! El modo olvidado de la movilidad en Bogotá”, explica que “si suponemos que la vida útil de un taxi es de cinco años y analizamos la rentabilidad efectiva obtenida por los propietarios debida a la valorización del cupo, tendremos que esa rentabilidad emitida, empezando los cinco años, es de 20,3% de ganancia anual para quienes compraron el cupo. Es decir que pasado este tiempo bajaría a 16,1% anual”.

Así las cosas, su valor ha tenido un aumento progresivo. Por ejemplo, y de acuerdo con el mismo artículo académico, en 2004 el valor era de 14 millones de pesos; en 2006 de 34 millones de pesos y en 2010, de 58 millones de pesos.

Hoy en día, dependiendo de qué tan rápido se necesite el “cupo”, puede llegar a pagar entre 80 y 95 millones de pesos.

Lo que sucede y que termina trayendo complicaciones para los conductores, es que se ha convertido en un negocio y no para entidades públicas, sino para los dueños de los taxis.

La reglamentación

Si usted o alguien cercano a usted piensa comprar un taxi, debe tener en cuenta la siguiente reglamentación de la Secretaría Distrital de Movilidad, de acuerdo a lo explicado por Dinero.

Primero, debe saber que el Decreto 171 de 2001 los amarillos deben permanecer “por un término no menor de cinco años contados a partir de la fecha de expedición de la respectiva licencia de tránsito, fecha a partir de la cual, podrán solicitar el cambio de servicio, el cual se tramitará conforme a las disposiciones vigentes sobre la materia y su reposición deberá efectuarse con un vehículo nuevo”.

Debe saber

Hay otros valores que se deben asumir como, claramente, el del carro, que, tomando en cuenta que sean Kia o Hyundai, las más comunes, pueden costar otros $30 millones de pesos.

A esto se le suma la vinculación con una empresa que, generalmente, se paga mensualmente y su costo puede ser de $40.000.

Encuentre más información de Bogotá y Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo