Vaginas al descubierto

Por Mar Candela - Ideóloga feminismo artesanal

Absolutamente   inaceptable el escarnio público al que han sido sometidas las ciclistas Colombianas. Es la primera vez que un equipo de ciclismo femenino colombiano va a Europa y el país está concentrado en el “inmoral” diseño del uniforme. Somos un país de pensamiento superficial y no profundo, primero, la prensa sensacionalista antes de investigar quién y porque se diseñó el uniforme publicó una foto donde en declaraciones a medios posteriormente La Liga de Ciclismo de Bogotá se defendió indicando que el “polémico” conjunto fue diseñado por una de las chicas, Angie Tatiana Rojas, con el respaldo de los patrocinadores, el Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte (Idrd) y la Fundación San Mateo y Solgar ;dejaron claro que tiene un efecto de luz y no obedece a la realidad del color del uniforme, supongamos que mienten y el uniforme es color piel…

¿Porque en pleno siglo XXI escandaliza el cuerpo de la mujer ?¿Alguien le preguntó a las ciclistas si se estaban sintiendo incomodas?, ¿Si se sienten usadas, abusadas, humilladas?, no faltó el chismoso ocurrente que afirmó que el alcalde Petro es responsable del diseño de los uniformes de las ciclistas sin investigar nada ¿Está mal que Bogotá humana apoye a las ciclistas sin involucrar intereses ajenos a ayudarles con lo que necesitan? Teniendo en cuenta el poco respaldo que existe en el país para el deporte ¿Está mal que con todo lo que tiene que sortear la Bogotá humana decida apoyar a las ciclistas sin involucrarse en detalles? Con todo lo que el alcalde tiene que hacer y enfrentar a diario, me es imposible imaginarlo revisando uniformes de equipos deportivos para aprobarlos.

Estamos en un país de chisme y, el chisme da plata, aquí es más importante lo que las personas hacen con su vida sexual que los niños muriendo en la Guajira, es más importante el diseño del uniforme de estas mujeres que respaldaras y acompañarlas, es más importante la crítica al uniforme que el logro ganado. ¿Serán consientes medios de comunicación    del daño moral y psicológico al que han sometido a estás mujeres por su afán de crear la tan lucrativa opinión pública?, ¿Pensarían en lo mucho que están desconcentrando a las ciclistas con toda esta avalancha mediática   con argumento débil y moralista; de que foto produce confuso efecto óptico”?

De modo irresponsable   levantan una gigantesca ola de críticas por el nuevo uniforme del equipo femenino de ciclistas Colombianas, porque al parecer antes de este uniforme nadie había visto el cuerpo de una mujer al descubierto, nadie sabía cómo se ve el vientre y la vagina de una mujer al desnudo y a raíz de esto empieza la opinión pública a señalar el uniforme de Vergonzoso, soez, atrevido y horrible evidentemente fueron los ojos sucios de la doble moral de la honorable sociedad quienes opinaron, yo no sé qué mujer tenga una vagina vergonzosa, soez, horrible o atrevida la mía dista de todos esos calificativos y estoy convencida que ninguna vagina aplica a esta descripción. Amaría que Angie Rojas, Laura Lozano, Luz Adriana Tovar, Ana Cristina Sanabria, Argenis Orozco y Lina Dueñas, quienes nos enorgullecen con sus logros y compartieron su paso por el Giro de Toscana en Italia salieran victoriosas afirmando cosas como :

“Mi vagina es hermosa,” ” mi vagina es receptora y dadora de placer,” ” mi vagina es mi orgullo no mi vergüenza y, ella me recuerda la libertad,” “mi vagina es natural jamás vulgar”. Sé que con tanta basura religiosa y moralista que nos han metido en la cabeza a las mujeres sobre nuestra vagina, escasamente lograrán concentrarse en dar explicaciones a quienes sus prejuicios no le permiten entender. Educamos a nuestras niñas en odio por la desnudez. Les educamos para que crezcan como mujeres convencidas que desnudas son indignas, les educamos para que piensen que su cuerpo desnudo es una invitación a ser violentadas, irrespetadas, violadas e incluso asesinadas. Lo hacemos todo el tiempo con discursos basados en un falso “pudor” que no es más que un modo de llamarnos inmundas a las mujeres y lo reafirmamos cada vez que nos escandalizamos por el desnudo femenino, educamos para que las mujeres crezcamos pensando que, sí existen algunas razones que, “provocan” irrespeto, violencia ,violación e incluso asesinato de mujeres.

El morbo y la doble moral social está asesinando mujeres a diario, la ropa tiene que ser un asunto de clima y moda, no una obligación y los cuerpos desnudos deben empezar a verse con los ojos de la libertad y la naturaleza o viviremos en una sociedad condenada a saber de mujeres y niñas violadas con la excusa y /o argumento de que “provocaron”. Somos un país de pensamientos   ridículos y absurdos. Las mujeres estamos tan enseñadas a que nuestro cuerpo desnudo ocasione un falso “pudor”   doble moralista que,   no medimos los daños por eso, somos las primeras en aceptar el discurso de que nuestra vagina es inmoral y es tan sucia e indigna que debe ser sometida a ser “secreta”. Quienes se han escandalizado con este uniforme se escandalizan desde su moralina, porque nos enseñaron que nuestro cuerpo es inmoral, porque piensan que una mujer sin ropa es violable, se escandalizaron quienes creen que la desnudez despoja de la dignidad a las mujeres, quienes piensan que nosotras debemos evitar ser violadas y no que nadie debe violar, se escandalizaron porque creen que los cuerpos desnudos de las mujeres no son respetables. Resultados fueron eclipsados por su terrible uniforme. Diseñadores son necesarios.

Ese es el enfoque que debió darse desde el inicio a las críticas y cuestionamientos, por ahí se debió general el debate pero los medios lo hicieron desde la moralina los medios se dedicaron a alimentar moralina social y morbo sin hablar desde el uniforme. No se trataba de un uniforme vulgar y provocador o indecente si no de uno de mal gusto, no se trataba de lo escandaloso que es exponer la des nudez de las ciclistas; se trataba de lo profesional del uniforme, se trataba de la falta de diseño y estilo, Si la idea era que las chicas diseñaran a su gusto debieron contratar profesional guía. El debate está mal enfocado desde el comienzo, no se trató de profesionalismo en diseño, desde que se abrió debate se trató de moralidad y de indecencia a razón de la desnudez.

Ojalá toda está payasada levantara una apuesta social y política seria sobre la naturaleza, la libertad y el respeto de los cuerpos; ojalá las ciclistas salieran a competir al desnudo y le callaran la boca a la doble moral de este mundo y salieran victoriosas como lo que son ; mujeres al desnudo respetables y honorables porque ellas comprenden que sus cuerpos son gozosos y sujetos de derechos con o sin ropa. Solo espero que las ciclistas puedan concentrarse en su tarea e ignoren cada crítica producida por este circo mediático.

Lea también:

La bella atleta española que se desnuda “para poder vivir”

 
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo