10 clichés del cine porno

Por PUBLIMETRO MÉXICO

Si aún se pregunta qué es real y qué es falso a la hora de mostrar relaciones sexuales en la industria del porno y se siente como un completo ‘dummie’ a la hora de saber qué es qué, acá le mostramos 10 cosas que aunque parezcan tontas, son claves para entender las películas.

Todos los hombres están bien dotados. El que en las películas se presenten hombres con un pene de gran tamaño no significa que sea normal. Es importante evitar las comparaciones para evitar frustraciones en la pareja… además siempre los ayudan con tomas favorecedoras. Y por cierto, es un martirio hacer que los actores  tengan una erección.

Todas, hipermaquilladas. Todos, hipermusculosos. Si quiere ver cómo se abusa del maquillaje, vea el cine porno. Nunca se descomponen, nunca les pasa nada, antes, durante y después de. Ellos siempre son musculosísimos, con pelos teñidos, largos o bien peinados, y obedecen a estereotipos.

Siempre hay orgasmos. Los urólogos aseguran que no es normal la cantidad de semen que eyaculan los actores porno. Además no siempre todas las sesiones de sexo tendrán ‘un final feliz’.

Posiciones extremas. A pesar de que algunas de las posiciones que puede ver en las películas son muy vistosas, eso no significa que sean cómodas o realizables para personas sin elasticidad o la suficiente fuerza.

Multiorgasmos. En las películas  hacen creer que todas las mujeres pueden lograr varios orgasmos en una sola sesión. La multiorgasmia existe, pero no todas las mujeres son capaces de tenerla en todas las ocasiones, pues esto depende de varios factores como el estrés, apetito sexual, pericia de la pareja, estimulación, fase del ciclo menstrual y la rutina.

Gusto por el sexo fuerte. No todas las personas gustan del masoquismo o el sexo fuerte como se muestra en la mayoría de las películas. Muchas personas prefieren el romanticismo y la ternura antes que las nalgadas.

Juguetes sexuales a la mano. Disfraces, lencería súper erótica, dildos, esposas, látigos, etc. Sin embargo, se pueden  tener juguetes sexuales en casa… pero no tantos.

Es fácil hacer un trío. En las películas es común ver que alguien llega a la escena de sexo  y se une. Pero la realidad es otra a la hora de hacer un trío, pues los participantes deben ponerse de acuerdo.

Gay/lesbianas. Debido a los roles que se juegan, las películas porno pueden hacer que todos los hombres gay se vean como machos y en las escenas lesbicas una de ellas deba asumir el rol de ‘macho’; ello es sólo con el fin de satisfacer al público que compra ese tipo de películas porno, y no porque sea así en realidad.

Repartidores = grandes amantes. Todo trabajador, como plomeros, jardineros, etc. aparecen en las películas como los súper amantes, sin embargo, como todo en la vida puede que sea o no verdad, en realidad depende de la persona y no de su profesión.

Lea también

En el Parlamento británico intentaron ver porno 300.000 veces

Actriz porno confiesa ser portadora del VIH y conmociona a la industria

MÁS VIDA CON ESTILO AQUÍ

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo