Con el apoyo de la empresa privada, Jamundí amplía su hospital para atender a pacientes con COVID-19

Este municipio vallecaucano ha sido ejemplo en el país por innovar con medidas como el ‘Pico y Cédula’. Ahora, en tiempo récord, el hospital público tendrá dos nuevos pabellones.

Por Lina Uribe

El ‘Hospital COVID-19 Jamundí’ estará listo el próximo sábado para iniciar su funcionamiento luego de una semana de haberse iniciado su construcción. Este fue el nombre que recibió la ampliación hecha en el parqueadero del Hospital El Piloto, donde se podrán atender hasta 32 personas que requieran aislamiento y cuidados por estar diagnosticadas con coronavirus.

El proyecto se logró gracias a la unión de la empresa privada y la administración municipal. Según el alcalde de Jamundí, Felipe Ramírez, el centro asistencial logró una rápida respuesta a la pandemia. “En menos de cinco días logramos ampliar los niveles de atención. Generamos una unidad con dos nuevos pabellones, cada uno de 98 metros cuadrados. El costo de esta ampliación va en $220 millones que logramos gestionar a partir del sector privado”, dijo el mandatario.

Ramírez añadió que el equipamiento de la nueva zona costará alrededor de $80 millones y que las estrategias que ha diseñado el municipio para enfrentar el COVID-19 han dado muy buenos resultados: entre los municipios que tienen más de 100.000 habitantes, Jamundí mantiene la tasa más baja de contagios.

La gerente del Hospital El Piloto, Jennifer Rivera, añadió que la ampliación hace parte de los planes para enfrentar la pandemia cuando los contagios alcancen sus máximos picos en el país.

Otras medidas

A mediados de marzo, Jamundí fue el primer municipio en Colombia que propuso controlar la salida de sus ciudadanos con base en el último dígito de sus cédulas, estrategia que recibió el nombre de ‘Pico y Cédula’ y que hoy es aplicada en varias ciudades del país. “Al principio las medidas parecían exageradas, pero las personas empezaron a entender que eran necesarias y hoy nos piden unas más drásticas”, añadió el alcalde Ramírez.

Otra estrategia de mitigación en tiempos de crisis ha sido la implementación del ‘impuesto social solidario’, que consiste en que las personas que hagan compras superiores a $100 mil en los supermercados deben entregar, como muestra de solidaridad, un alimento o un implemento de aseo para las familias vulnerables.

“Con esta idea hemos logrado entregar cerca de 9000 mercados a quienes más necesitan. Tenemos priorizadas 35.000 familias y a todas les vamos a llevar una ayuda. La solidaridad en Jamundí ha sido desmedida: se han vinculado los supermercados, la ciudadanía, las constructoras y muchas otras empresas”, afirmó el mandatario.

En cuanto al Programa de Alimentación Escolar (PAE), la administración municipal eligió la opción de entrega de bonos, avalada por el Ministerio de Educación Nacional. Los más de 18.000 beneficiarios del sistema reciben un bono por $42.000, que se puede redimir únicamente en los supermercados y que posibilita la compra de productos alimenticios como lácteos, proteínas y cereales.

 


Las frases:

"En menos de cinco días logramos ampliar los niveles de atención. Generamos una unidad con dos nuevos pabellones, cada uno de 98 metros cuadrados": Felipe Ramírez, alcalde de Jamundí.

"La solidaridad en Jamundí ha sido desmedida: se han vinculado los supermercados, la ciudadanía, las constructoras y muchas otras empresas": Felipe Ramírez, alcalde de Jamundí.

Las cifras:

$220 millones costó la construcción del Hospital COVID-19 Jamundí.

32 personas se podrán atender en los nuevos pabellones.

Más noticias de Colombia, aquí. 

Loading...
Revisa el siguiente artículo