Desde Europa, cuatro colombianos cuentan sus experiencias en tiempos de coronavirus

Alemania, España y Francia. Tres países que atraviesan por la situación que hoy une al mundo: un virus convertido en una pandemia. Desde estos lugares, tres caleños y un payanés hablaron con PUBLIMETRO sobre lo que sucede a sus alrededores y enviaron mensajes para sus compatriotas.

Por Publimetro Colombia

En Munich, sur de Alemania, César Uribe perdió su trabajo en un teatro que cerraron por orden del gobierno y debió limitar sus estudios universitarios a lo que el Internet y la virtualidad permiten. La cercanía a la frontera con Austria hizo que las medidas de aislamiento se tomaran con más rapidez allí que en el resto del país. Ahora solo pueden salir a las calles quienes deban ir a supermercados o farmacias, además de los que no logren hacer teletrabajo. Las mismas medidas se han replicado en varios países del mundo.

“Las primeras órdenes fueron quedarse en casa, pero como está haciendo buen clima era común ver a la gente en parques y jardines. Ese fue el problema: que varios no acataron. Por eso llegó la cuarentena”, cuenta el joven de 23 años. En un país del ‘primer mundo’, también fue testigo de los abusos de la economía: “un paquete de papel higiénico que costaba dos euros llegó a costar once. Tuvieron que regular las compras para todos”, recuerda César.

A unos 2000 kilómetros, el comunicador payanés Javier Escobar pasa la cuarentena junto a unos familiares. En Ponferrada, norte de España, se acataron las órdenes de aislamiento social vigentes para todo el país. “La movilidad está restringida: no hay transporte entre comunidades autónomas y el servicio del metro está reducido a su mínima capacidad. Solo puede salir una persona por familia a comprar víveres y puede ir una por vehículo. Hay controles de Policía en todos lados”, relata Javier.

Entre españoles y extranjeros permanece el sentimiento de que el gobierno reaccionó tarde a la contingencia. “El problema fue que estalló muy rápido en Italia y no hubo control de fronteras. Para completar, se permitió la marcha por el Día de la Mujer. Se respira un ambiente de zozobra y temor. Mi recomendación para la gente de Colombia es que se tomen esto muy en serio”, dice el comunicador.

También en España, pero en la isla de Mallorca, la estudiante caleña Nathalia Henao ha sido testiga de los gestos de solidaridad que surgen en medio de la crisis. “Por estos días se han habilitado líneas gratuitas para hablar con adultos mayores que están en ancianatos y han surgido campañas para enviar cartas a quienes estén solos”, cuenta Nathalia. El pasado fin de semana, el gobierno español alargó la cuarentena hasta el 10 de abril. Todas las instituciones están cerradas y quienes anden en la calle sin justificación reciben multas.

Desde Bois-le-Roi, norte de Francia, el diseñador gráfico Mauricio Montoya narra un ambiente de duda. “Hay gente muy tranquila, pero otra está muy azarada… sobre todo en París, donde hay tanto extranjero y es la ciudad de Francia en la que más ha muerto gente por el virus”, comenta Mauricio. Desde el continente europeo, su recomendación para quienes están en Colombia es clara: “Como el coronavirus se propaga tan fácilmente, es mejor evitarlo y estar aislado hasta que las autoridades sanitarias indiquen que es seguro salir”, dice.

Más noticias del coronavirus, aquí.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo