Los repitentes: Así fue el desempeño de los concejales que renovaron sus curules en Cali

Algunos van por su segundo periodo, mientras otros llevan más de 15 años en el mismo cargo.

Por Lina Uribe

247 candidatos se enfrentaron el pasado 27 de octubre en las urnas para definir quiénes ocuparían los 21 cupos del Concejo de Cali en el periodo 2020-2023. De ese grupo, 17 hacen parte del cabildo actual y 11 lograron renovar sus curules.

Esto significa que el 52% de los concejales que acompañarán a Jorge Iván Ospina en su gobierno serán los mismos que estuvieron durante la alcaldía Armitage. Algunos de ellos, como Carlos Hernando Pinilla y Fernando Tamayo, llevan más de 15 años en la corporación.

Los cabildantes repitentes son Flower Rojas, del partido Alianza Verde; Alexandra Hernández y Carlos Rodríguez, de Cambio Radical; Roberto Rodríguez, del Centro Democrático; Fernando Tamayo, del Partido Conservador; Audry Toro, Carlos Andrés Arias, Henry Peláez y Tania Fernández, del Partido de la U, y Carlos Pinilla y Juan Pablo Rojas, del Partido Liberal.


  • 52% de los concejales repetirán curul consecutiva en el periodo 2020-2023.

Un informe de monitoreo al Concejo de Cali realizado por el observatorio Cali Visible, de la Universidad Javeriana, analizó el desempeño de los concejales entre enero de 2016 y abril de 2019 con base en el trámite normativo y el control político ejercido por cada uno, además de la conformación de sus Unidades de Apoyo Normativo.

De los 11 concejales reelegidos, el informe permite ver que Carlos Pinilla fue el que presentó más proyectos por iniciativa propia (3), pero Audry Toro fungió más veces como ponente (14). Los concejales Flower Rojas, Carlos Rodríguez, Henry Peláez y Juan Pablo Rojas no presentaron ningún proyecto por iniciativa propia. Este último, además, fue el que menos ponencias tuvo a cargo (3).

En lo relacionado al control político, que es el mecanismo que le permite al Concejo monitorear los compromisos de la Alcaldía, Roberto Rodríguez y Alexandra Hernández fueron los más activos, con 59 y 52 plenarias convocadas para tal fin, respectivamente. En el margen inferior están Carlos Rodríguez y Juan Pablo Rojas, quienes solo hicieron tres proposiciones.


  • 59 proposiciones de control político presentó Roberto Rodríguez, el concejal más activo en este tema.

Sobre la asistencia a las plenarias de control político, el concejal Fernando Tamayo, que ha sido presidente de la corporación durante el último año, fue el que menos asistió (60%). Los más presentes fueron Flower Rojas, Henry Peláez y Roberto Rodríguez, que estuvieron en más del 94% de dichas plenarias.

Por último, el análisis del observatorio Cali Visible se refirió al nivel académico del personal de las Unidades de Apoyo Normativo (UAN), que son los equipos conformados por cada concejal para que le brinden asesoría en la definición de estrategias y la sustentación de las iniciativas, entre otras funciones operativas y logísticas.

Entre enero de 2016 y diciembre de 2018, el 47% de los empleados vinculados a las UAN de los 21 concejales bajo la modalidad de nombramiento tenían únicamente el título de bachilleres. En cuanto a los contratistas, el porcentaje de bachilleres se situó en el 35%.

Con respecto a los 11 concejales repitentes se destacan casos como el de Roberto Rodríguez y Flower Rojas, cuyas Unidades de Apoyo Normativo designadas por nombramiento estuvieron conformadas 100% por bachilleres.


  • 47% de los empleados de las Unidades de Apoyo Normativo entre 2016 y 2018 son bachilleres. 

 

Análisis: Lina María Orozco, docente y exdirectora del observatorio Cali Visible

Lina Orozco, Cali Visible Foto: Hroy Chávez

¿Qué tanta renovación hubo en un Concejo en el que la mitad de sus integrantes quedó elegida otra vez?

Uno suele esperar cierto pluralismo en la representación política. Para determinar si hubo o no renovación con los 10 concejales que no repiten periodo consecutivo habría que ver si pertenecen a las estructuras tradicionales o si son formas más renovadas, pues hay organizaciones políticas que se conservan pese a que cambien los nombres de sus representantes. Un ejemplo es Juan Martín Bravo: es nuevo, pero heredó la curul de Jacobo Náder. Podemos decir que hubo poca renovación.

¿Qué significa que las Unidades de Apoyo Normativo de los concejales estén conformadas por tantos bachilleres?

El Concejo tiene dos funciones principales: debatir los proyectos de acuerdo y ejercer control político a las decisiones de la Alcaldía. Necesitamos que estas personas que están representando discusiones tan importantes para la ciudad tengan un equipo técnico que las pueda apoyar en los debates. Para contratar sus UAN, cada concejal tiene $400 millones anuales, o sea que el fondo para todo el Concejo supera los $33 mil millones en los cuatro años. La inquietud que queda es cómo se puede aspirar a cualificar las discusiones de un concejal si casi la mitad de su equipo es bachiller y, encima de todo, tienen periodos de rotación muy altos.

¿Por qué hay concejales que tienen una asistencia tan baja a las plenarias de control político, como Fernando Tamayo?

Tamayo fue presidente el último año y esto le generó roles diferentes. Sin embargo, su inasistencia a los debates se evidencia desde 2016. Él asistía a otros temas que le interesaban y en los que podía mover su agenda mediática. Lo que sucede es que no todos los concejales se destacan en control político. Hay unos que sobresalen en trámite normativo. Lo que uno esperaría es que quienes que se destacan por trámite normativo le hicieran control a las propuestas de las que fueron ponentes.

El informe también reveló que el 46% de las personas nombradas están sindicalizadas, ¿qué repercusiones tiene esto?

Nos llama mucho la atención que se configuren sindicatos para personas asociadas a un fondo que cada cuatro años cambia. No es que no puedan promover sus derechos laborales, el asunto es por qué hay 12 sindicatos en el Concejo de Cali. Otra pregunta es si la sindicalización riñe con la libre remoción de los empleados y le abre paso al ‘atornillamiento’ (permanecer varios periodos en el mismo cargo).

¿Qué futuro se le dibuja al alcalde Jorge Iván Ospina con este Concejo?

Ospina tiene todas las de ganar. Últimamente se ha visto que el candidato a la Alcaldía que sea favorable para el Concejo de ese momento es el que tiene más probabilidades de ser elegido. El Concejo actual, en su mayoría, estaba con Ospina. No quiero decir que será un Concejo ‘de bolsillo’, pero sí favorecerá la posibilidad de trámites, proyectos de acuerdo y discusiones. Si el alcalde logra mantener las coaliciones, podrá desarrollar una buena alcaldía.

Más noticias de Cali y Colombia, aquí.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo