Patinetas eléctricas siguen rodando sin ley en Cali

Tres meses después de su llegada a la ciudad, estos vehículos aún no están regulados. Concejo advierte uso abusivo del espacio público.

Por Lina Uribe

Los monopatines eléctricos ya hacen parte del paisaje automotor de Santiago de Cali. Aunque deberían circular siempre por vías vehiculares o ciclorrutas, es frecuente que sus usuarios opten por rodar en senderos peatonales y violen las normas de tránsito. Hoy se cumplen 87 días desde que esta opción de transporte llegó a la ciudad y continúan las solicitudes de regulación.

De hecho, ese será uno de los temas de la próxima jornada de control político que el Concejo de Cali le realizará al secretario de Movilidad. De acuerdo con el concejal Fernando Tamayo, presidente del cabildo local, las patinetas eléctricas funcionan sin reglas claras y han generado un descontrol en las calles.

"Sería interesante saber cuánto de lo que pagan los usuarios de las patinetas queda para Cali": Fernando Tamayo, presidente del Concejo.

“Cali es una ciudad con profundos niveles de agresividad e intolerancia. Cuando se van a generar dinámicas que impactan la movilidad, se deben tener claras las reglas de juego. La gente va en las patinetas por los andenes, violenta los pares y sufre accidentes por los que nadie responde. Celebro la llegada de estas empresas que funcionan en distintas partes del mundo, pero necesitamos una reglamentación clara”, explicó Tamayo.

Otro aspecto que genera curiosidad entre los concejales es el uso del espacio público que los monopatines hacen sin pagarle al Estado. Hace pocos meses, la ocupación de estos sitios fue un tema coyuntural en el país a raíz de los operativos que la Policía inició para desalojar a los vendedores informales.

“No entiendo quién le dio el permiso a este negocio de particulares para usufructuar el espacio público. Sería interesante saber cuánto de lo que pagan los usuarios de las patinetas queda para Cali. Dicen que estamos en un plan piloto, pero una ciudad tan anárquica como Cali no puede ser conejillo de indias en algo que impacta la cotidianidad de los habitantes“, añadió el presidente del Concejo.

  • 1800 patinetas eléctricas de ruedan cada día en Cali desde las 6:00 a.m. hasta las 9:00 p.m. (Lime) o 10:00 p.m. (Grin).

PUBLIMETRO intentó ponerse en contacto con el Departamento Administrativo de Planeación Municipal para conocer bajo qué permiso de uso del espacio público funcionan las patinetas, pues esta es la única entidad avalada para expedir tales aprobaciones. Sin embargo, el subdirector de Espacio Público y Ordenamiento Urbanístico expresó, a través de su asistente, que apenas se está realizando un monitoreo.

A principios de abril, la administración municipal compartió un documento en el que aclaró que “La Alcaldía de Cali no ha realizado acto administrativo alguno, ni a través de circulares, ni decretos ni autorizaciones, ni estudios técnicos, financieros ni jurídicos para la operación de patinetas eléctricas en la ciudad”, lo que confirmó la inexistente normativa.

Tampoco son claros los tiempos establecidos para que las patinetas circulen en un plan piloto previo a la reglamentación: el Concejo asegura que el plazo era de dos meses y que se cumplió a principios de mayo; Planeación Municipal explica que será hasta agosto, y Lime, empresa que hoy funciona con 1000 patinetas en Cali, sostiene que se extenderá hasta octubre. Por su parte, la Alcaldía no tiene ningún documento escrito en el que se establezca dicho lapso.

Para conocer la posición de la Secretaría de Movilidad sobre las normas a las que deberá ajustarse el uso de los monopatines eléctricos en Cali, PUBLIMETRO intentó contactar a líder de la dependencia pero el funcionario no tuvo disponibilidad en su agenda durante ocho días para hablar del tema.

¿Qué dicen los empresarios?

"Esperamos que el piloto con la Alcaldía termine de buena manera": Enrique Cuéllar, gerente de Lime.

De acuerdo con el gerente de Lime en Colombia, Enrique Cuéllar, su empresa está dispuesta a negociar: “En Cali hemos tenido una experiencia muy positiva. Esperamos que el piloto con la Alcaldía termine de buena manera y lleguemos a unos modelos de operación que nos garanticen seguir operando de forma sostenible, rentable y, lo más importante, trayendo un sistema que les permita a los caleños moverse de forma eficiente y amigable con el ambiente”.

Grin, la empresa mexicana que tiene cerca de 800 patinetas rodando en la capital del Valle del Cauca, aseguró a través de un vocero que “Cali ha recibido muy bien este modelo y estamos dispuestos a contribuir en el mejoramiento de la movilidad. Seguiremos apoyando a las autoridades en su ejercicio de construir regulaciones que favorezcan a la ciudad y a los ciudadanos”.

  • $300 pesos cuesta cada minuto de viaje en las patinetas.

Hablan los caleños

Las opiniones están divididas. Hay caleños que celebran la llegada de esta alternativa de transporte, aunque alegan la falta de infraestructura y de cultura ciudadana: “Es bacano ir por el Bulevar porque uno no va peleando contra los carros, pero hay otras rutas que toca hacerlas por la calle o por el andén. Entiendo que es obligatorio el uso de casco y aun así nadie lo usa”, opinó el productor de eventos Luis Loaiza.

"Aunque nos han vendido el tema desde el punto de vista ecológico, siento que aquí hay favores políticos": Juan Luis Pérez, profesor.

Otros se suman a la crítica por la falta de cultura y añaden la poca seguridad que las patinetas les brindan a los usuarios: “Un compañero de trabajo se cayó, se quebró un brazo y tuvo que acudir a su servicio médico particular. He visto gente bajando muy rápido por la avenida Cañasgordas desde las universidades del sur de la ciudad”, dijo la psicóloga Andrea Martínez.

Por último, hay quienes sospechan de la transparencia de este negocio: “Como conductor de vehículo particular, las patinetas no me resultan un inconveniente. Lo que me molesta es que se perjudicaron muchas cosas para beneficiar a terceros. Adelgazaron las vías haciendo ciclorrutas que fueron más para el negocio de las patinetas que para otra cosa. Aunque nos han vendido el tema desde el punto de vista ecológico, siento que aquí hay favores políticos”, expresó el profesor Juan Luis Pérez.

Más noticias de Cali y Colombia, aquí.

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo