Hombre que golpeaba a su pareja recibió detención domiciliaria

La mujer denunció que ya tenía amenazas de muerte por parte del sujeto y que en una ocasión la había agredido con la hebilla de una correa.

Por Publimetro Colombia

Un hombre de 45 años, identificado como Everth Ortega, fue cobijado con la medida de detención preventiva en lugar de residencia por un caso de violencia intrafamiliar. El asunto que tiene en problemas a Ortega lo dio a conocer su pareja, quien aseguró que, a principios de diciembre del 2017, el hombre había llegado borracho a casa y la había amenazado de muerte.

Además de la amenaza, en esa ocasión la agredió físicamente con la hebilla de una correa en la cabeza, según su testimonio. En la declaración, la mujer asegura que no era el primer episodio de maltrato físico ni psicológico.

Por este hecho, la Fiscalía le imputó cargos como presunto responsable del delito de violencia intrafamiliar, pero Ortega no los aceptó. Su captura se efectuó en la Avenida Roosevelt con Calle 38, sur de Cali. El detenido se desempeñaba como pintor.

¿QUÉ PUEDE HACER UNA VÍCTIMA DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR?

En caso de que la violencia sea física o sexual, la ruta inicia en el centro de salud más cercano. Ahí se activará un ‘código rosa’ que garantiza que la mujer sea atendida de forma integral y directa, y que no le cobren ni siquiera el copago. La misma institución se encargará de dar aviso a la Fiscalía para iniciar la ruta legal.

Si hay violencia física que no requiera atención inmediata o cualquier otro tipo de violencia, la víctima puede acudir a dos entidades: a la Fiscalía, para abrir un proceso penal, o a las comisarías de familia, donde se definirá qué hacer con los hijos (en caso de que los haya), entre otros asuntos. Ambas instituciones están conectadas.

Cuando la persona es una potencial víctima de feminicidio (ya sea por una amenaza o porque la situación así lo sugiera) se lleva a un albergue de la Alcaldía de Cali en el que permanece con su núcleo familiar hasta que la situación esté controlada. Ahí recibe todo el apoyo legal y psicológico de Casa Matria.

Una vez puesta la denuncia, las autoridades recomiendan que se tomen medidas de autocuidado: “cambiar la clave de las puertas, andar acompañadas, tomar rutas y horarios distintos, llevar ropa ligera en caso de que necesite correr y alertar a los familiares y vecinos por si sucede algo”, dice la intendente Marly Alejandra Bernate, líder de la Estrategia integral de protección a la Mujer, Familia y Género (Emfag).

Para que sea considerado un caso de violencia intrafamiliar, el agresor tiene que ser parte de la familia: el cónyuge o compañero permanente, el padre o la madre, hijos biológicos o adoptivos y todas las demás personas que convivan de forma prolongada con la víctima.

En situación de emergencia es posible comunicarse con la línea 123 para que la Policía se encargue del asunto. Para asesoría legal en temas de violencia intrafamiliar está dispuesta la línea 155, que funciona a nivel nacional las 24 horas desde teléfonos fijos y móviles.  

¿Y SI LA VÍCTIMA ES UNA CONOCIDA?

Tal como lo indica la Ley 1257 de 2008, una de las obligaciones de la sociedad es “Denunciar las violaciones de los derechos de las mujeres y la violencia y discriminación en su contra”. Esto indica que cualquier persona puede poner en conocimiento de las autoridades un caso de violencia intrafamiliar.

Luego de la denuncia hecha por un tercero, le corresponde a la víctima seguir con el proceso legal. Si no accede, el caso llegará hasta ese punto.

Más noticias de Cali y el Valle, aquí.

También le puede interesar:

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo