Caleños estrenarán dos museos para aprender de ciencia

El proyecto estará a cargo de integrantes del Parque Explora, de Medellín.

Por Lina Uribe

Bajo la idea de convertirlos en espacios más interactivos, modernos y tecnológicos, el Museo de Ciencias Naturales Federico Carlos Lehmann y el Museo Interactivo Abracadabra serán sometidos este año a un proceso de rediseño a cargo de profesionales de Parque Explora, de Medellín, con el apoyo de un grupo interdisciplinar que incluye a los usuarios frecuentes de estos espacios para que aporten sus ideas.

Esta renovación se llevará a cabo con recursos económicos otorgados al departamento por el Sistema General de Regalías, que financia proyectos territoriales con las ganancias obtenidas de la explotación de recursos naturales no renovables como el petróleo. De acuerdo con María Fernanda Penilla, directora de la Biblioteca Departamental Jorge Garcés Borrero, la inversión estará cercana a los $8000 millones.

“Durante el 2018 se van a desarrollar los nuevos diseños, pero los museos van a funcionar con normalidad. Arrancamos el 2019 con la ejecución de esos diseños y ahí sí suspenderemos el servicio por un tiempo. A mediados del año ya los estaremos reinaugurando, esperamos que las obras tomen unos tres o cuatro meses”, dijo Penilla.

José Augusto Ocampo, diseñador senior del Parque Explora y líder del grupo a cargo del rediseño de los museos, explicó que la idea es fortalecer los contenidos y crear una experiencia unificada para quienes visiten los dos lugares, además de incrementar la interactividad y la exploración para promover el aprendizaje.

“Estamos en una etapa exploratoria y venimos trabajando con personas asociadas al arte y a la cultura, con antropólogos, con arquitectos y con otros profesionales. No esperamos unificar los dos museos en su espacio físico sino lograr una coherencia en el discurso y tejer los contenidos de ambas instituciones.”, comentó Ocampo.

Según su experiencia, uno de los factores de éxito del Parque Explora ha sido la conexión lograda con sus diferentes públicos y el rigor estético e investigativo con el que se asumen los proyectos. A esto le suma la apropiación que los visitantes han hecho del espacio y el trabajo con comunidades e instituciones externas.

“En toda visita a un museo de ciencias, uno espera participar en algo. El visitante debe tener herramientas para empoderarse y explorar por su propia cuenta, descubrir, observar, construir elementos y sacar sus propias conclusiones. El ingrediente aquí es la interactividad física y mental.”, añadió Ocampo.

Tanto el Museo de Ciencias Naturales como el Museo Interactivo Abrakadabra, operados por el Inciva y la Biblioteca Departamental, respectivamente, están ubicados en un espacio de la ciudad conocido como ‘La manzana del saber’. La entrada a ambos es gratuita el último domingo de cada mes.

“Los dos museos son muy queridos por los vallecaucanos, pero debemos reconocer que nos estamos quedando obsoletos. Ya han pasado los años, los elementos se han deteriorado y la gente ahora prefiere cosas más digitales. La idea es lograr algo parecido a lo que tenemos hoy, pero mucho más moderno”, agregó la directora de la biblioteca.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo