Recicladores de Cali estrenarán carreta artística, ¿quiere ayudarlos?

En las dos versiones de Pimp my carroza han salido beneficiadas más de 50 familias.

Por Lina Uribe

Utilizando el arte como herramienta para hacer visible lo invisible, un grupo de voluntarios caleños se reúne cada año desde el 2015 para llevar a cabo Pimp my carroza. Se trata de un proyecto nacido en Brasil que ‘adopta’ las carretas de los recicladores para restaurarlas y darles un toque artístico que las convierte en herramientas de trabajo únicas y enorgullecedoras.

En Cali, la jornada se realiza durante todo un día en el que además del trabajo con las carretas hay actividades culturales y jornadas de salud para los recicladores y sus familias. Este año, por ejemplo, se llevará a cabo en la Universidad Icesi el próximo 17 de diciembre y los asistentes podrán disfrutar de revisiones odontológicas, masajes, presentaciones musicales, clases de yoga, almuerzo, refrigerios y una cantidad de actividades con las que se busca hacer un reconocimiento a su labor diaria en las calles de la ciudad.


En la primera versión de Pimp my carroza, en el año 2015, se beneficiaron 22 miembros de la Asociación de Recicladores de Cali.


“Queremos que ese día se sientan personas dignas, que valoren su trabajo y estén orgullosas; que se haga visible lo invisible. Como a la mayoría de los recicladores no les puede faltar las mascotas, tendremos también marcas voluntarias que se van a encargar de alimentar a los perritos, de bañarlos y de vacunarlos. Para los niños hay una estación en la que tendrán actividades durante toda la jornada”, dijo Melissa Ángel, líder de proyecto.

Unión de grandes esfuerzos

Seis meses antes del evento, los organizadores inician una recolección de fondos a través de una plataforma virtual para poder comprar los materiales necesarios y elaborar las carretas. Y es que esa es otra realidad: muchos de los recicladores no tienen carreta propia y deben alquilarla cada día, lo que significa una reducción en sus ingresos. Por eso, gracias a los aportes de los voluntarios y padrinos, en Pimp my carroza la mayoría de recolectores salen con carreta propia.


Se espera que en la tercera versión de Pimp my carroza puedan elaborarse entre 40 y 50 carretas nuevas.


No se trata de cualquier carreta. Para la personalización de cada una, la Fundación Culata convoca artistas que plasman sus diseños en esas tablas que luego van a recorrer la ciudad, acompañados siempre de mensajes positivos que esparcen el amor y la buena energía por las calles de Cali. Por otra parte, empresas adhieren para aportar los alimentos, anchetas, premios, capacitaciones y todo lo que crean que puede optimizar la jornada y generarles bienestar a las familias de recicladores.

“Los años anteriores nos habíamos puesto la meta de reunir cinco millones por el crowfunding y lo logramos. Este año le apostamos a siete y ya estamos a punto de conseguirlos. Cualquier persona, marca o empresa que desee vincularse puede hacerlo, ya sea donando dinero, alimentos, obsequios o tiempo. Quienes quieran estar ese día como voluntarios pueden inscribirse con $20.000 y reciben la camiseta y la alimentación”, añadió Melissa.


Los materiales para elaborar cada carreta cuestan alrededor de $400.000. Cuando no es propia, los recicladores deben alquilarla por $2000 diarios.


 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo