Esta es la estrategia para reforzar la seguridad en el MIO

En los últimos seis meses, el sistema ha logrado recuperar 50000 pasajeros

Por Lina Uribe

Gracias a un convenio entre la Alcaldía y la Policía Metropolitana de Cali se pondrá en marcha un plan de acción que buscar mitigar una de las problemáticas que más afectan a los usuarios del Masivo Integrado de Occidente: después de la falta de buses que cubran todas las rutas, la inseguridad en las estaciones y en los articulados es la queja más frecuente de quienes se benefician del sistema.

La estrategia consiste en la delegación de 281 miembros de la Policía Nacional, entre comandantes, suboficiales, patrulleros y auxiliares, que estarán en 53 estaciones y cuatro terminales para trabajar en equipo con los 56 cuadrantes que ya funcionan en los barrios.

“Los uniformados van a estar mientras esté activo el sistema, es decir, desde las cinco de la mañana hasta las doce de la noche trabajando en las diferentes líneas y estaciones del MIO. Este es un complemento fundamental para la seguridad“, dijo el comandante de la Policía Metropolitana de Cali, general Hugo Casas.

Este personal estará atento a prevenir malas conductas contra usuarios, operadores, estaciones y buses, así como la evasión de pasajes, el vandalismo y las violaciones al nuevo Código de Policía. El trabajo en la calle será apoyado desde el Centro de Control del Sistema, donde otros miembros de la Policía Metropolitana estarán monitoreando en tiempo real lo que sucede en las estaciones gracias a las cámaras de seguridad.

A través de la Secretaría de Seguridad y Justicia se hará entrega de 19 motocicletas y cuatro vehículos en los que las autoridades policiales vinculadas a la seguridad del MIO se podrán movilizar. De acuerdo con Juan Pablo Paredes, alto consejero para la seguridad de Cali, se van a priorizar algunas estaciones principales y secundarias que se han convertido en puntos críticos para el funcionamiento del transporte masivo.

“Con este convenio entra en vigencia un nuevo plan de intervención más decidida sobre el sistema. (…) Es una cobertura completa que va desde la parte preventiva con campañas culturales  hasta temas de inteligencia mucho más técnicos y las capturas que sean necesarias de acuerdo a estos proyectos. Aunque se van a priorizar algunas estaciones, el sistema va a estar cubierto en su totalidad”, afirmó Paredes.

La puesta en marcha de esta nueva estrategia incluye la presencia de agentes encubiertos al interior de los buses, además de un sistema de georreferenciación para monitorear cada una de las rutas e iniciar labores de inteligencia que permitan establecer los puntos en los que se requiere mayor presencia de las autoridades. En momentos de alteración del orden público de alto riesgo se contará con el apoyo inmediato de 400 unidades del Grupo Fuerza Disponible, 105 del Esmad y 120 policías adicionales.

Baja frecuencia: el primer problema

Usuarios de la estación Paso del Comercio, en el norte de la ciudad, reportan que los tiempos de espera de los buses se pueden extender hasta los 45 minutos. Esta situación se repite en otros puntos de la ciudad en los que la amplia demanda no es abastecida con los buses disponibles. Ante esto, el presidente de Metrocali, Nicolás Orejuela, afirma que se están haciendo todos los esfuerzos posibles para fortalecer la flota y lograr que los caleños vuelvan a confiar en el MIO.

“El componente más complejo de resolver es la frecuencia porque requiere el ingreso de nueva flota y una sostenibilidad en el sistema. No hay un día en el que esta presidencia y el alcalde de Cali no discutan cómo podemos mejorar el servicio. Nos hemos comprometido con la ciudadanía a que antes de que termine el 2017 vamos a entregarle a Cali la propuesta de solución a un tema estructural”, dijo Orejuela.

Por su parte, el alcalde Maurice Armitage aseguró que las mejoras en el sistema han permitido recuperar 50000 pasajeros en los últimos seis meses, aunque el servicio no ha mejorado lo suficiente. “Soy consciente y lo vengo diciendo desde hace rato: si hay una cosa que necesita el servicio de transporta masivo son buses. Tenemos 900 buses matriculados de los cuales andan solo 700. Queremos meter 400 más y estamos haciendo todo el esfuerzo jurídico y financiero para alcanzar este logro”, puntualizó el mandatario.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo