Próxima parada: monte Everest

Conozca la historia de la única colombiana que participará en una carrera de montaña por los Himalayas.

Por Lina Uribe

Diana Carolina Ramírez -32 años, nacida en Armenia- descubrió su pasión por la montaña cuando, de niña, fue con el grupo de Boy Scouts a tocar la nieve en el Parque de los Nevados. Inquieta, traviesa y exploradora desde siempre, en el mes de noviembre será la única colombiana participante en la Everest Trail Race, una carrera de montaña por los Himalayas de Nepal. Seis etapas, recorridos de más de 25 kilómetros en cada una, alturas superiores a los 4000 metros sobre el nivel del mar.

Su lista de cimas conquistadas se extiende a países como Estados Unidos, España, Ecuador, Perú, Rusia y Colombia, donde inició su carrera deportiva como patinadora y gimnasta olímpica. Desde que empezó a participar en carreras de montaña –en la escalada no se compite- ha estado en el podio varias veces. Actualmente hace parte del proyecto latinoamericano Mujer Montaña y su historia ha inspirado a muchas personas. Porque así como ha alcanzado cumbres, también ha tocado fondos.

El accidente

Usted no puede volver a escalar. Los médicos eran enfáticos en eso. A finales del 2012, Diana tuvo un accidente en su moto y cuatro fracturas en la pelvis que la alejaban implacablemente de su pasión por la montaña. Recuerda ahora que, tirada en el piso, después de que un carro la atropellara y continuara su camino a la huida, lo único que les preguntaba a los paramédicos que llegaron a auxiliarla era si iba a poder escalar de nuevo. Más tarde, en el hospital, la respuesta de los médicos. Ojalá, al menos, pueda caminar.

Pero como sucede en todas las historias milagrosas, lo inesperado ocurrió: cinco meses después terminó su incapacidad y empezó a hacer planes para sus nuevas escaladas. Durante ese tiempo en casa había seguido la historia de la Expedición Epopeya, travesía de siete colombianos que durante 15 años lograron conquistar siete de las cumbres más altas del mundo. Por vueltas de la vida, fuerzas de las pasiones y magia de las montañas, unos meses después estaba reunida con ellos a punto de iniciar un entrenamiento en la Sierra Nevada del Cocuy, para luego escalar el monte Elbrus, la montaña más alta de Europa.

Por eso su historia no la resume en triunfos sino en experiencias. Por eso su proyecto de vida se llama ‘Escalando sueños’ y dicta conferencias en varias ciudades sobre lo que ha sido su carrera, sobre las veces que la han desahuciado y sobre todas las dificultades que ha ido superando. Por eso, y para recaudar fondos que le permitan financiar su participación en la Everest Trail Race, Diana Ramírez estará el próximo 25 de agosto en el Centro Recreativo Cañaverales de Cali hablando de su trayectoria y todas las vivencias que ha tenido a miles de metros sobre el nivel del mar.

Además de escalar montañas y participar en carreras de atletismo, Diana está incursionando en el ciclomontañismo. “La gente me dice que me enfoque, que haga una sola cosa… pero yo soy multiapasionada y disfruto todo lo que hago. Más que ser la mejor, quiero influenciar positivamente a los demás. Muchas personas me escriben para felicitarme y decirme que soy un ejemplo y eso me emociona”, cuenta la escaladora.

Y como uno de los regalos más grandes que le ha dado ser una deportista de alta montaña, recuerda siempre los paisajes que ha podido conocer. Uno de los más lindos, dice, es el del monte Yanapaccha –Perú, Cordillera Blanca- desde donde vio el amanecer. Otro de los que salta en su memoria es la desembocadura del río en el mar de Buenaventura, que conoció luego de una carrera de ocho horas de duración. Con tanto cansancio, esa postal de la naturaleza casi que le devolvió la vida.


En los Himalayas, Diana competirá junto a 70 corredores de distintas partes del mundo. Ella es la única colombiana en la competencia.


Un deporte que ya no lo es

En Colombia, hace 15 años existió una Federación de Montañismo que agrupaba a todos los escaladores de montaña. Actualmente no la hay, pero está en proceso de reapertura luego de hacer distintas búsquedas internacionales sobre el reconocimiento de este deporte. Sin embargo, el turismo desenfrenado y los intentos por conquistar cumbres sin la preparación necesaria han hecho que el Gobierno Nacional opte por cerrar algunos parques naturales con el fin de evitar accidentes.

“En este país no hay una diferenciación entre el turista y el deportista. Por eso en Perú encontré a muchos colombianos montañistas, porque nos han cerrado sitios como la Sierra Nevada del Cocuy por culpa de los turistas que han sufrido accidentes cuando intentan escalar. Ahora tenemos un gremio de montañistas colombianos que hacemos todo lo posible para que se encuentre esa diferencia y la solución no sea vetar”, explica Diana.

Como complemento de estos esfuerzos, el próximo 27 de agosto se realizará en Cali la carrera K42, la primera competencia del país en el que se ficharán los mejores deportistas del trail running para empezar a conformar la selección nacional. Diana, por supuesto, estará participando. En los Himalayas de Nepal, su cita es del 5 al 17 de noviembre. Y en Cali, su cita con ella es el 25 de agosto. El ingreso a la conferencia cuesta 20 000 pesos, toda la información se la dan en el 3187864314.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo