Familia caleña se salvó de la tragedia en Guatapé

Se alcanzaron a tomar fotos junto al barco, pero no lograron cupo.

Por Publimetro Colombia

Diez minutos de retraso por una camioneta varada en la vía mientras se dirigían al embalse de Guatapé fue lo primero que salvó de la tragedia a Enrique Ibata, esposa, hijos y otros familiares, los caleños que quisieron subir a la embarcación que posteriormente se hundió pero que no alcanzaron porque la demora hizo que perdieran el cupo.

Ibata lleva 15 años trabajando como conductor de una ambulancia en el Hospital Universitario del Valle y se encontraba en Antioquia de paseo con su familia. Al no poder viajar en 'El Almirante', la familia fue conducida a otro barco y se dio cuenta del hundimiento cuando estuvo de regreso en el muelle.

“Nosotros hasta nos alcanzamos a tomar fotos antes de abordarlo  pero cuando nos íbamos a subir nos dijeron que ya estaba el cupo, y entonces nos subieron a otro barco. Cuando pasó la tragedia estábamos ya muy retirados de la zona y por eso no nos dimos cuenta del naufragio, ya cuando vamos llegando al muelle vemos muchísima gente y todas las embarcaciones en ese punto. Cuando nos dejaron en el muelle la gente gritaba, lloraba, otros le daban respiración a las personas que sacaban en los barcos, eso era todo improvisado, la misma gente de las lanchitas era la que brindaba los primeros auxilios, había muy poco personal de seguridad y rescate”, le dijo Enrique a El País. 

Junto a su familia, había viajado a este lugar en una excursión conformada por un total de 60 personas de Cali. Afortunadamente ninguno de ellos alcanzó a abordar el barco y en la noche todos se dirigieron a la iglesia de Guatapé para agradecerle a Dios por haberlos protegido de la tragedia.

“A la misa no le cabía un alma, los establecimientos del pueblo apagaron enseguida sus equipos y todo era tristeza, ya que muchas personas de esa zona habían viajado en esa embarcación”, agregó Ibata.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo