¿Se acuerda del Teatro Calima?, así está quedando tras su restauración

La apertura al público será el 8 de julio con la obra 'Duros de amar'.

Por Lina Uribe

Si algo sobresale entre todos los atractivos que puede tener el Teatro Calima es su arquitectura. Fue diseñado hace más de 50 años con la completa garantía de que todos los asistentes podían ver la tarima sin importar la silla que ocuparan. Majestuoso e increíble. Esas son las palabras con las que lo describe José Bobadilla, integrante de la fundación que compró el lugar para restaurarlo.

Por eso fue que él se enamoró a primera vista mientras estaba en una búsqueda por un espacio para construir un centro cultural en Cali. Sin embargo, cuando lo conoció a finales del año pasado, no estaba tan hermoso como luce ahora: tenía las sillas podridas, las paredes con madera hueca y el techo lleno de centenares de palomas que, aprovechando el abandono del teatro, hicieron ahí sus nidos y empezaron a criar a sus pichones.

Ahora, luego de ocho meses de trabajo arduo, el Calima está renovado: tiene unas sillas bellísimas de color rojo vivo, una pantalla gigante de 20 metros de ancho por 10 de alto, una tarima expandible mediante un sistema de rieles, iluminación led, paredes perfectamente pintadas y muchos otros atractivos que los caleños podrán disfrutar a partir de la primera semana de julio, cuando iniciarán los eventos con venta de boletería al público.

El teatro también tiene zonas de acceso para personas en silla de ruedas y un espacio exclusivo para que disfruten de los espectáculos con total comodidad. El ascenso por las escaleras lo harán con ayuda de una maquinaria importada de Italia, que les brindará el soporte necesario para que su condición diferente no se convierta en algo que les impide disfrutar de conciertos, obras de teatro, conferencias y proyecciones de cine.

Aunque no pretende competir con el cine comercial, Bobadilla quiere que el Calima se convierta también en una sala de proyección de estrenos, de premieres y de apoyo a las producciones locales que muchas veces no encuentran espacios para exhibirse. Así, con una oferta tan completa que incluye todas las expresiones artísticas y culturales, este emblemático lugar de la Avenida Sexta volverá a conquistar el corazón de todos los caleños.


"El teatro debe ser un servidor de la cultura, donde la gente tenga un espacio para disfrutar y explorar el tema cultural en todas sus expresiones: teatro, folclor, salsa, música del Pacífico, etc.", piensa José Bobadilla.


Otro de los atractivos relacionados con su ubicación es la cantidad de parqueaderos que se encuentran a su alrededor, que pueden albergar a cerca de 500 vehículos. El teatro tendrá también una zona de venta de alimentos en la que el café será protagonista en varias preparaciones para todos los gustos.

Si ya le dieron ganas de ir con toda esta descripción, el primer espectáculo con boletería a la venta será el 8 de julio: se trata de la obra ‘Duros de amar’, de Patrick Delmas y Carolina Acevedo. Días después, el 22 de ese mismo mes, se realizará el concierto de Santiago Cruz, artista pop que eligió este lugar renovado para deleitar a sus fans en Cali.

Un teatro 100% moderno

Apenas se termine esta primera fase de las obras de restauración, José y las demás personas a cargo del teatro quieren hacer otras mejoras para que sea amigable con el ambiente: instalar un sistema de aprovechamiento de aguas lluvia, por ejemplo, que sirva para reutilizar todo este líquido. También han pensado en la implementación de paneles solares para generar energía que abastezca todo o casi todo el lugar.

¿Y el público? Aunque lleva 18 años sin funcionar, pues la última película se exhibió el 9 de julio de 1999, Bobadilla está seguro de que el Calima ocupa un lugar bien importante en la memoria y en el corazón de todos los caleños. Ahí, quizá, muchos vieron la primera película en pantalla gigante y el recuerdo se quedó vigente de por vida. Otros tantos tal vez más jóvenes han pasado por el andén o por la calle en múltiples ocasiones y les genera curiosidad saber qué hay detrás de esas puertas que por tanto tiempo han mantenido cerradas.

Durante la restauración, los arquitectos y trabajadores encontraron varias piezas originales de la acústica del teatro que serán exhibidas más adelante en una especie de museo. Con todo esto, Cali se prepara para estrenar un escenario en el que la cultura saldrá a relucir en todo su esplendor.

El Calima en cifras:

  • 100 toneladas tiene el aire acondicionado. Lo importaron de Estados Unidos.
  • 20 metros de ancho tiene la pantalla, una de las más grandes de la ciudad.
  • 1000 metros cuadrados tiene el techo en el que se instalarán páneles solares.
  • 1265 personas caben en el teatro.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo