"Los homosexuales no tienen derecho a laborar en una sagrada institución de la salud"

Así dice el comunicado emitido por trabajadores de la Empresa Social del Estado en Cali.

Por Publimetro Colombia

A través de una carta dirigida a la Alcaldía de Cali, a la Personería y a Salud Pública Municipal, supuestos funcionarios de instituciones de salud solicitan la renuncia de los trabajadores homosexuales y exigen "limpiar estos lugares de su cochina presencia".

"La presente tiene como motivo que ustedes conozcan que habemos trabajadores de las instituciones de salud, como lo son primordialmente ESE centro, ESE Oriente etc., los cuales rechazamos de manera absoluta la presencia de trabajadores homosexuales en estas instituciones y que vamos a hacer lo que esté en nuestras manos para que ya no trabajen más aquí, pues estos no tienen derecho a laborar en una sagrada institución de la salud como estas, motivo por lo cual ustedes deben apoyar esta iniciativa y así limpiar estos sagrados lugares de su cochina presencia, la cual no puede ser", dice la misiva.

Más adelante agrega que "En cuanto a los pacientes igualmente homosexuales no serán atendidos de manera respetuosa debido a que por atender a estos se deja de atender una persona normal, no estamos de acuerdo con su presencia, este tipo de persona no tienen derecho a los siguientes puntos".

El secretario de Salud, Alexander Durán, rechazó el documento y expresó que la política es atender a toda la población sin discriminación de ningún tipo.

Aún no se ha podido establecer quiénes son los autores de la carta, pues no está firmada. Ante la amenaza que de ahí se infiere, el activista LGTBI Luis Felipe Rodríguez dijo a El País que "Estamos exigiendo a las entidades del Estado que se pronuncien, debe haber una garantía por parte de las diferentes entidades y una investigación seria y objetiva contra quienes escriben ese panfleto. Sabemos que hay un segundo comunicado firmado, no tan fuerte como este, pero que exige que no se tenga en cuenta a personas Lgtbi en ese tipo de cargos".

Por su parte, la escritora y activista transgénero Helen García aseguró que "Es la primera vez que se da este caso en entidades públicas porque desde hace mucho rato tenemos funcionaros LGTBI en las diferentes dependencias. Nosotros somos personas normales, la OEA en el año 1990 dejó de concebir la homosexualidad como una enfermedad, entonces los enfermos más bien son los que dicen que no nos van a atender".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo