Con buses y busetas tradicionales buscarán reforzar servicio del MIO

Ante las recurrentes quejas de los ciudadanos por las malas frecuencias del sistema, autoridades buscan soluciones para el corto y mediano plazo.

Por Heinar Ortiz Cortés

¿Son los viejos buses y colectivos la solución a los problemas de movilidad que hay en Cali? Varios líderes comunales de diversas zonas de la ciudad opinan que sí, mientras las autoridades esperan seguir mejorando el MIO.

Para nadie es un secreto que el sistema de transporte masivo de Cali enfrenta desde hace varios años una aguda crisis que solo parece empeorar con el paso del tiempo, mientras las autoridades buscan soluciones para echarle un ‘salvavidas’ al Masivo.

No obstante, según lo expresó Manuel Muñoz, personero delegado para movilidad de Cali, en este momento el MIO no representa una solución real para la movilidad de la ciudadanía, en parte debido a las fallas que tuvo el sistema desde su etapa de planeación, en aspectos como el diseño de las vías existentes y las rutas que funcionaban en la capital vallecaucana.

LEA TAMBIÉN: Hasta que no mejore el MÍO no saldrán los 451 buses tradicionales de Cali

Quizá el problema más crítico del MIO desde el punto de vista de la ciudadanía es el de la frecuencia con que pasan los buses. Óscar Ortiz, líder de la comuna 11, suroriente de Cali, asegura que las rutas que cubren dicha zona de la ciudad hay que esperarlas hasta 45 minutos.

“El transporte informal tomó fuerza porque las frecuencias del MIO son muy malas. Pasan buses cada 45 minutos. Le pedimos al Alcalde que se ponga la camiseta con el tema de movilidad”, dijo.

Al respecto, Maurice Armitage aseguró que más de la mitad del tiempo de los diez meses que lleva frente a la Administración Municipal, lo ha invertido en buscar soluciones a problemáticas de la movilidad en la ciudad.

“Junto con el tema del jarillón y Emcali, la movilidad es a lo que más le hemos metido la mano”, dijo el mandatario. Pero al parecer los esfuerzos de las autoridades todavía no se sienten entre la ciudadanía.

LEA TAMBIÉN: Presidente de Metrocali niega que el MIO esté entrando en una crisis

Mientras las autoridades gestionan alternativas para el MIO, como el subsidio del pasaje y la inyección de recursos mediante un fondo de adaptación,  la ‘piratería’ ha ocupado el espacio que quedó para el servicio de transporte público entre la poca frecuencia del Masivo y los cientos de buses tradicionales que han salido de circulación.

“En la comuna 11 teníamos diez rutas de buses. Hoy contamos apenas con tres: Papagayo 1, Cañaveral 4 y Montebello 3”, dijo Ortiz.

Con él estuvo de acuerdo la vocera de la mesa de movilidad de la comuna 21, Liliana Sáenz, quien aseguró que en el oriente de Cali “el problema del transporte es serio”.

“Nos están obligando a montarnos al transporte informal. El MIO no funciona bien, tampoco hay puntos de recarga en la comuna y las tarjetas de operación de las busetas fueron canceladas. Les pedimos que nos den una solución. Que por lo menos reactiven los buses que están parados por el ‘pico placa’”, señaló la comunera.

William Martínez, presidente de Asotranscarpa, una asociación que congrega a 650 trabajadores del gremio del transporte público, entre conductores y propietarios, aseguró que precisamente los problemas del MIO arrancaron en 2014, cuando comenzaron a sacar de circulación los buses y busetas para ser chatarrizados.

LE PUEDE INTERESAR: ¿El transporte informal ‘pirata’ se tomó las vías de Cali?

“Cali es la única ciudad que implementó el transporte masivo sacando el transporte público colectivo. Usted va a Medellín y hay todo tipo de servicios y la gente puede elegir”, subrayó el líder gremial

Sobre las quejas de los ciudadanos, Armitage aceptó que hay que mejorar las frecuencias del MIO. Sin embargo, rechazó la posibilidad de que los buses y busetas, por sí solos, sean las soluciones a la movilidad.

“Yo tengo que ver el tema de la movilidad en su conjunto y no se puede desmontar el ‘pico placa’, porque perjudicaría el funcionamiento del MIO”, puntualizó Armitage.

En efecto, Armitage indicó que la intención es fortalecer el MIO promoviendo la complementariedad del sistema con buses y busetas de servicio público, para que presten servicio en la ladera y otros sitios que tienen baja cobertura del sistema.

El Alcalde añadió que se está gestionando la adquisición de 150 buses. “Estamos buscando los recursos para tener más buses para trabajar en el MIO, son grandes y otros pequeños, necesitamos más frecuencias para solucionar el tema”.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo