Confirmado: contaminación de Cali es la causante de los constantes cortes de agua

Los canales de agua lluvia arrastran las basuras que inescrupulosos depositan en ellos y este material orgánico se descompone y llega al río Cauca, antes de que este llegue a la bocatoma.

Por PERIODISTA CALI

La suciedad que llega a los canales de agua lluvia de la ciudad es la que está ocasionando los más recientes cortes de agua en Cali, cada que llueve.

Así lo reveló un estudio de la CVC presentado este lunes, donde mediante pruebas técnicas se demostró que, contrario a lo que pasaba en casos anteriores, cuando los cortes eran ocasionados por la presencia de material orgánico que venía de aguas arriba del río Cauca, los últimos cortes han ocurrido por culpa de la contaminación de la ciudad.

Como se recordará, en reiteradas ocasiones Emcali ha explicado que los cortes se deben a la suspensión de la plata de Puerto Mallarino, que trata el agua que abastece al 75% de la ciudad, que debe ser detenida por los bajos niveles de oxigenación que presenta el agua.

LEA TAMBIÉN: Con obras en Paso del Comercio avanza Plan Jarillón en el oriente de Cali

Estos bajos niveles de oxígeno en el agua ocurren ya sea cuando llueve mucho o cuando, por el contrario, hay poca agua en temporada de sequía. En ambos casos, el agua del río Cauca llega a la bocatoma de Cali con mucha presencia de material particulado orgánico.

Durante mucho tiempo los expertos indicaron que esta presencia excesiva de material orgánico que hacía imposible poder tratar el agua en Puerto Mallarino, se debía a la deforestación de los ríos Palo y Desbaratado, que alimentan el Cauca antes de llegar a Cali.

Pues bien, datos obtenidos el 1 y 2 de octubre en la Estación Automática de Monitoreo Continuo de la Calidad del Agua, localizada sobre el río Cauca a siete kilómetros aguas arriba de la bocatoma de Puerto Mallarino y a cuatro kilómetros aguas abajo de la desembocadura del canal Interceptor Sur, demostraron que los niveles de oxígeno del río Cauca se reducen dramáticamente cuando el afluente pasa por la ciudad.

LEA TAMBIÉN: Recomendaciones ante la llegada de la temporada de lluvias en Cali

“Esto sugiere un aumento de la descomposición de la materia orgánica en el tramo de siete kilómetros entre la estación Navarro y la bocatoma de Puerto Mallarino, además de la posibilidad de vertimientos en este tramo”, explicó el director técnico ambiental de la CVC, Héctor Fabio Aristizábal, PhD.

Según agregó el experto, el material orgánico que hace imposible tratar el agua del río Cauca en Puerto Mallarino proviene del Canal Interceptor Sur, que recoge con la lluvia los residuos sólidos y vertimientos de los canales y colectores de la ciudad y los desemboca en el afluente.

“El Canal Interceptor Sur y los canales de agua lluvia internos fueron construidos a finales de los años 50 y principios de los años 60, junto al dique del río Cauca. Estos canales que algunas personas llaman ‘caños’ son los que permiten que la ciudad no se inunde con las lluvias, como ocurre por ejemplo en Barranquilla. Sin embargo, el crecimiento desordenado de la ciudad y las invasiones -que luego se convirtieron en barrios- inciden en que muchas viviendas arrojen sus aguas residuales, no al sistema de alcantarillado como debería ser, sino a estos canales”, explicó el director de la CVC, Rubén Darío Materón.

LEA TAMBIÉN: Así funcionará la Alcaldía de Cali con la nueva Reforma Administrativa

Hernando Devia, ingeniero de la autoridad ambiental del Valle del Cauca, añadió que gran parte de dicho material orgánico que llega al Canal Interceptor Sur proviene del sector de la plaza de mercado de Santa Elena.

“Por el canal que viene por la Transversal 15, hay sitios de disposición de todo tipo de materia orgánica, residuos básicamente de galería y algunos domiciliarios. Igual pasa en el Canal Ferrocarril, que viene paralelo a la Calle 26   y con el canal de la 39. Todos llegan al río Cañaveralejo en el sector de la 50. Cuando hay pocas lluvias esos desechos se acumulan, se descomponen y cuando vuelven las lluvias fuertes todo ese material termina en el río Cauca”, señaló el profesional de la CVC.

Los voceros de la CVC llamaron la atención para que tanto el Dagma como Emcali aumenten los controles contra este tipo de conductas erradas contra el medioambiente, del mismo modo que se intensifiquen las labores de limpieza de los canales de agua lluvia.

“La curva de oxigeno del río Cauca a su paso por el departamento, muestra que la concentración de oxigeno comienza a disminuir desde el puente Hormiguero y la caída abrupta del oxígeno inicia en Juanchito, cuando se reciben los vertimientos de Cali, alcanzando los menores valores de oxígeno disuelto en Puerto Isaacs, punto a partir del cual comienza a recuperarse lentamente hasta la salida del Valle del Cauca y entrada al departamento de Risaralda en La Virginia”, agregó Aristizábal.

LEA TAMBIÉN: Arrancan estudios que buscan alternativas de agua para Cali en un futuro cercano

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo