Reclaman seguridad e iluminación en la icónica Plazoleta del Correo, centro de Cali

Pese a no llevar ni ocho meses de reinaugurada, la céntrica plazuela luce en el abandono. Denuncian inseguridad y falta de iluminación.

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS

“Esa plazoleta es patrimonio histórico de la ciudad”. Así explicaba en junio del año pasado lo que significa la Plazoleta del Correo para Cali el entonces secretario de Infraestructura, Omar Cantillo.

En la remodelación de la plaza, ubicada en el corazón de la ciudad, a pocos metros del CAM, la Administración Municipal invirtió unos $2400 millones, dineros con los que se instalaron losas especiales, adoquines y se rediseñó arquitectónicamente el espacio para hacerlo accesible para personas en situación de discapacidad.

Las obras, que hacían parte de la segunda fase de la megaobra de la Plazoleta Jairo Varela, fueron entregadas hace unos ocho o siete meses, sin mayores anuncios a la opinión pública.

LEA TAMBIÉN: Lo que tiene que saber sobre el Corredor Verde que atravesará Cali de norte a sur

Tanto así, que la última noticia que se conoció sobre la Plazoleta del Correo fue la polémica que se gestó aún durante su construcción, en noviembre del 2015, por el eventual traslado de un samán de 30 años, medida que al final, ante la presión de la ciudadanía, tuvo que ser reversada.

Eso, hasta ahora. PUBLIMETRO estuvo en la Plazoleta del Correo y pudo comprobar que pese a que su remodelación se hizo hace solo algunos meses, hoy en día se encuentra en el abandono por parte de las autoridades.

Basuras, deposiciones, habitantes de la calle durmiendo a toda hora del día e inseguridad. Ese es el panorama que denuncian comerciantes, transeúntes y vendedores de la icónica plazuela del centro de Cali, quienes hacen un llamado a la Alcaldía a que se apersone del sector.

Luis Alfonso Carabalí es administrador desde hace siete años de un tradicional restaurante de comida típica de la ciudad, ubicado siempre en los alrededores de la Plazoleta. El hombre aseguró que pese a que las obras se demoraron casi tres años, el lugar presenta varias irregularidades que demuestran falta de planeación.

LE PUEDE INTERESAR: “La cárcel Villahermosa podría colapsar”: grave denuncia de la Personería de Cali

“No le dejaron iluminación y la fuente, que no está en funcionamiento, se ha convertido en el lugar para que habitantes de la calle vengan y hagan sus necesidades. Ahí orinan, dan del cuerpo, todo. Otros, duermen afuera en los alrededores de la pileta”, dijo el comerciante del sector.

Cuando PUBLIMETRO estuvo en la Plazoleta pudo corroborar que al menos cuatro habitantes de la calle pernoctaban en el lugar. “Hay gente que se la pasa todo el día durmiendo y haciendo basura acá. Y no puede ser que eso pase aquí, a 20 pasos de la Alcaldía”, agregó Carabalí.

Un funcionario de la Secretaría de Gobierno quien pidió no ser identificado indicó que además de la presencia de habitantes de calle, el lugar también se ha vuelto epicentro de consumo de alucinógenos y de inseguridad.

Soley Arizala, quien vende jugos en la Plazoleta, también denunció la situación de inseguridad en la plazuela pública ubicada a pocos metros del CAM. “En estos días a una compañera vendedora le robaron un bulto de chontaduros”, dijo.

LEA TAMBIÉN: Dejan en firme nuevo impuesto de seguridad para el Valle del Cauca

“Pensamos que esto iba a ser una obra para darle realce al sector, pero ha sido diferente, ha sido todo lo contrario. Ahora mire, los pastos están altos, la fuente apagada, sin iluminación. En la noche, están robando. Al negocio se nos entraron y se llevaron cosas. Hay dos cámaras de seguridad en este sitio, pero ninguna de las dos funciona”, denunció Carabalí.

Los comerciantes del sector hicieron el llamado para que las autoridades competentes se hagan cargo de la Plazoleta del Correo. “Ojalá las autoridades pusieran un ojo a este nuevo parque. Estamos frente a la Alcaldía, pero como que a Armitage no le interesa esto”, reiteró Carabalí.

Al respecto, el funcionario de la Secretaría de Gobierno aceptó que pese a que habitualmente se hacen controles en la plazuela, no se cuenta con apoyo de la Policía para poder desalojar a los habitantes de la calle.

“Una de las soluciones es también poner a funcionar la fuente, para evitar que sea usada para depositar basuras o para que los indigentes la agarren de baño público”, subrayó el funcionario.

“Cuando hay presencia del Municipio, lo que hay es persecución contra los vendedores informales, pero contra la indigencia y los ladrones no se hace nada”, agregó Arizala.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo