En medio del dolor, Cali despidió a Kinary Andrea, niña de 6 años asesinada en su casa

Las autoridades trabajan por establecer cómo ocurrió realmente la muerte de la niña y, sobre todo, quién fue la persona que la mató.

Por PUBLIMETRO

En medio un ambiente de tristeza y con cánticos y arrullos del Pacífico colombiano, decenas de personas le dieron el último adiós a la niña Kinary Andrea Góngora, quien a sus seis años fue asesinada dentro de su casa en el oriente de Cali, en extraños hechos que todavía son materia de investigación.

La niña fue velada este lunes en el colegio en el que estudiaba, donde la acompañaron familiares, profesores y compañeros de estudio. Después, una caravana de motocicletas y vehículos la acompañó hasta el cementerio Jardines del Aurora, donde fue sepultada después de las 3:00 p.m.

Visiblemente afectado, Rubén Quiñones, padre adoptivo de la niña, dijo que ella era la familia que él tenía. “Ella era muy especial conmigo y yo con ella. Ella no quería estar con la abuela sino todo el tiempo conmigo”, dijo.

“Esto se tiene que investigar, no dejarlo en saco roto como han hecho con otras muertes”, dijo en medio del dolor Estela Caicedo, vecina de la niña en el barrio Llano Verde.

Diana Lorena Murillo, profesora de Kinary Andrea, aseguró que ella “era muy cariñosa, de verdad, muy afectiva. Le encantaba abrazar, a la profesora o a los amiguitos”.

La muerte de la niña ha causado gran impacto en Cali, no solo por tratarse de una niña de seis años que fue asesinada a sangre fría en su propio hogar, sino también por las zonas oscuras que rondan el crimen.

LE PODRÍA INTERESAR: Asesinato y presunto abuso sexual a menor de 6 años en Cali

El comandante de la Policía de cali, general Hoover Penilla, informó que la hipótesis de la entrada de un hombre a la casa no tiene mucha fuerza, debido al tipo de herida de la niña y a las condiciones en las que fue hallado el cadáver.

“Es raro que si un hombre entra a asesinar a una niña, la herida del disparo esté a la altura de la axila y, mucho más raro, que el cadáver luego aparezca con una manta”, dijo Penilla.

Según informes preliminares de las autoridades, luego de ser baleada, Kinary Andrea habría sido movida del lugar donde la impactaron, y el agresor habría tenido tiempo hasta de voltear el colchón y de cubrirla con una sábana.

“La versión de la madrastra confirma que ella salió a comprar unos alimentos, y cuando ella regresó encontró la niña con el impacto”, agregó Penilla.

Como se recordará, según las primeras versiones, la única persona que estaba con Kinary Andrea en el momento en que fue asesinada era su hermano, un menor de diez años con problemas cognitivos quien fue dejado a disposición del Icbf.

El principio se creía que Kinary Andrea había sido víctima de abuso sexual, pero rápidamente las autoridades descartaron dicha hipótesis.

Las investigaciones continúan. La Policía reiteró que está ofreciendo una recompensa de hasta $20 millones a quien pueda dar información que permita determinar las circunstancias en las que ocurrieron los hechos.

QUIZÁ QUIERA LEER: Bajan los hurtos y los homicidios, pero ¿se sienten más seguros los caleños?

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo