Refrigerios y almuerzos escolares de Cali, en vilo por recorte presupuestal de Mineducación

Según reveló la Administración Municipal, la Nación sacó a Cali del Programa de Alimentación Escolar para el próximo año, argumentando que se trata de un municipio de categoría especial. Gremio de educadores rechaza la medida.

Por Publimetro Colombia

Indignación y desconcierto ha causado en Cali una decisión del Ministerio de Educación Nacional que le quita el presupuesto del Programa de Alimentación Escolar (PAE) a las instituciones públicas de la ciudad, medida que afecta directamente a más de 169 mil menores pertenecientes a las comunidades más vulnerables.

Según lo denunció el mismo secretario de Educación de Cali, Édgar José Polanco, debido a un recorte presupuestal de la Nación en los recursos del programa de alimentación para el 2016, Cali dejará de recibir los $30 mil millones con los que se cubrían los refrigerios y los almuerzos de los niños y niñas que estudian en las escuelas públicas municipales.

“Las razones que dan es que hubo un recorte presupuestal del 50 % al Programa de Alimentación Escolar. Eso ha llevado a que se determine que los municipios de categoría especial, como Cali, Bogotá, Medellín, Cartagena, Barranquilla y Bucaramanga, no reciban recursos de la Nación para esto”, indicó Polanco.

Le podría interesar: Resultados Pruebas Saber 11 2015

En efecto, la partida presupuestal del Gobierno Nacional para el 2016 será de $400 mil millones, cuando en el año en curso los recursos que garantizan la alimentación de los estudiantes del sistema de educación público ascienden a $820 mil millones.

La noticia del recorte ha generado preocupación entre docentes y representantes del gremio de la educación de Cali, quienes rechazaron tajantemente la determinación del Ministerio de Educación.

Raúl Maya, rector de la Institución Educativa El Diamante, una de las más importantes del oriente de Cali, aseguró que el recorte perjudica a más de 2000 niños y niñas de las dos sedes de la escuela, quienes, muchas veces “vienen a estudiar solo con un agua de panela en el estómago”.

“Los que se verán afectados son niños desplazados, niños de estratos uno y dos, como mucho. Tenemos muchos estudiantes con un programa de menores discapacitados, niños víctimas de abuso, de maltrato. Son los niños más vulnerables de la ciudad”, explicó el docente.

Quizá quiera leer: “Tenemos que creer en Cali y dejar de autodestruirnos”: Alcalde electo Maurice Armitage

Maya añadió que “muchas veces ese refrigerio que no se podría dar el otro año, es con arroz, huevo, lentejas, frijol, carne, atún o frutas, y se convierte en el almuerzo para los niños, porque en sus casas no hay comida”.

María del Rosario Franco, docente y directiva de la Federación Nacional de Educadores (Fecode), instó al Gobierno Nacional a reversar la decisión de quitarle a Cali los recursos para los refrigerios escolares.

“Es un descaro quitarle los recursos a un municipio como Cali, tan golpeado por la cobertura y el desplazamiento. La Federación y el Sindicato (Sutev) están evaluando qué medidas tomar para hacer una movilización nacional contra esta decisión del Ministerio que atenta contra los derechos de los niños más pobres”, señaló.

Tanto Franco como Maya cuestionaron a la Nación y a la ministra Gina Parody, pues aseguran que el recorte presupuestal en el PAE para el 2016 va en contra de la política de calidad y de la jornada única, una de las banderas del Gobierno en materia educativa.

“No puede ser que se muestren cifras de horas de trabajo y permanencia en las escuelas y no se mire la parta humana y social de los estudiantes. Hay casos donde los padres de familia, en los recesos escolares o en los paros, no salen a reclamarle al maestro por la educación sino por la comida. Dicen: “si mi hijo no tiene clase, no tiene almuerzo””, subrayó la líder sindical.

¿Ya leyó esta noticia? Las mejores películas del Festival de Cine de Cali 2015

“Esto es completamente ilógico y lo deja a uno perplejo. Por un lado se invierte mucho dinero en tecnología, pero en la alimentación se recorta. Y con hambre nadie estudia”, dijo a su turno el rector de El Diamante.

El Secretario de Educación de Cali, quien también mostró su desconcierto frente al recorte y aseguró que es “contrario a la Constitución y a la ley”, añadió que la eventual falta de refrigerios y almuerzo en las escuelas pondría en riesgo la permanencia de los menores en el sistema educativo.

Este año, el Municipio dispuso $10 mil millones para complementar los $30 mil millones de asignación presupuestal del PAE para la ciudad. Pero, según manifestó el secretario Polanco, “Cali no cuenta en la actualidad con recursos suficientes” para asumir por completo los costos de la alimentación de los menores estudiantes del sector público para el 2016.

Publimetro conoció que el alcalde electo Maurice Armitage viajará en los próximos días a Bogotá, junto con una delegación de la Administración Municipal actual y miembros de su equipo, para reunirse con el Ministerio de Educación y pedir que no se efectué el recorte presupuestal. Sin embargo, por el momento, la alimentación escolar de los niños y niñas más vulnerables de Cali está en vilo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo