Cinco crímenes que conmocionaron Cali y que se encuentran sin resolver

La muerte de un estudiante dentro de una universidad, el cruento asesinato a una modelo presuntamente relacionada con un capo y el crimen de un importante periodista deportivo son algunos de estos casos.

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS

Dentro de los cientos de crímenes que quedan sin resolver en Cali, hay algunos que han ocupado un espacio destacado en los medios de comunicación, debido a la importancia del personaje, las circunstancias en que murió e incluso los motivos que hay detrás del asesinato.

Recopilamos cinco de los casos más sonados que aún, algunos desde hace muchos años, se encuentran sin resolver.

Caso de Jhonny Silva

Después de diez años, el sonado caso del estudiante Jhonny Silva Aranguren sigue sin resolverse. El joven universitario de 21 años recibió un disparo cuando se encontraba dentro de la Universidad del Valle, en hechos que aún son materia de investigación por las autoridades. Testigos aseguran que el disparo que acabó con la vida de Silva habría sido hecho por miembros del Esmad, que ingresaron al alma máter después de un enfrentamiento que hubo entre ellos y un grupo de encapuchados. Cada año, hacia el 22 de septiembre, fecha que conmemora el fallecimiento del estudiante, los univallunos marchan y realizan protestas, exigiendo que se aclare el caso.

Quizá quiera leer: Nueve muertes de jóvenes bogotanos que siguen sin resolverse

Caso del diputado Fernando Vargas Restrepo

El diputado y entonces candidato a la Alcaldía de Yumbo, Fernando Vargas Restrepo, fue baleado por dos hombres que se movilizaban en una motocicleta, el 9 de julio del 2011, a la salida de una discoteca del norte de Cali. Le propinaron siete disparos. Vargas Restrepo había recibido amenazas días antes de su muerte, debido a diversas denuncias que había hecho sobre corrupción. El caso lleva cuatro años en la impunidad, pues aún no hay capturados.

Caso del concejal Stalin Ortiz

El 28 de enero del 2013, en horas de la noche, mientras se movilizaba en su camioneta por una zona del sur de Cali, el entonces concejal de Buenaventura Stalin Ortiz fue baleado por sicarios al hacer un semáforo en rojo. Las autoridades dijeron que se trató de un “homicidio selectivo”. Ortiz había recibido amenazas e intimidaciones debido a la ruptura que hubo entre él y otros miembros de su partido, el Liberal, en la ciudad puerto del Valle del Cauca. Después de su asesinato detuvieron a un taxista supuestamente implicado en el hecho, pero las autoridades nunca dieron ni con los autores materiales ni mucho menos con los intelectuales.

Caso del periodista Luis Alfonso Bonilla

Mientras se encontraba en un bicicletería del norte de Cali, el periodista deportivo Luis Alfonso Bonilla, quien vivía en Houston (EE.UU.) desde hace 30 años y se encontraba de vacaciones en la ciudad, fue abordado por dos hombres que abrieron fuego contra él, el 6 de enero de este año. Sus familiares denunciaron, pruebas en mano, que Bonilla había sido amenazado y habría sido mandado matar por personas que le debían plata. Sin embargo, las autoridades aún no han resuelto el caso.

Le podría interesar: Seis crímenes de bellas modelos colombianas sin resolver

Caso de la modelo Diana Alejandra Rincón

En un paraje de la vía Rozo-Cali y con cuatro disparos en la cabeza fue hallada el pasado 14 de junio la modelo Diana Alejandra Rincón. Después de algunas indagaciones, las autoridades revelaron que, al parecer, la mujer sostenía una relación amorosa con José Miguel Maldonado, alias Lobo, uno de los capos de las bandas sicariales de Cali. Al parecer, la esposa del criminal, quien vive en Europa, se habría enterado del amorío entre él y Rincón y habría dado la orden de acabar con la vida de la modelo. Pese a las investigaciones, las autoridades aún no han capturado a ningún responsable por este macabro hecho.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo