Los estragos que ya deja el Fenómeno de El Niño en Cali

Más de 800 hectáreas de vegetación quemadas, incremento en el costos de los servicios públicos y cientos de miles de caleños sin agua son algunas de las ‘travesuras’ que hace ‘El Niño’ en la capital del Valle del Cauca. Informe.

Por HEINAR ORTIZ CORTÉS

Ríos secos. Árboles quemados. Sobrecostos en los productos de la canasta familiar. Aumento en el precio de la energía eléctrica. Altas temperaturas. Hogares sin agua. Este es el panorama que se vive actualmente en Cali a causa del Fenómeno de El Niño, que según presupuestan las autoridades ambientales de la región, se extendería hasta marzo del próximo año.

La sequía ya se siente desde hace tres meses en los hogares de al menos 200 mil caleños de las comunas 18 y 20, ladera de Cali, quienes cada día de por medio deben acudir a los puntos de distribución de agua potable mediante carros cisterna dispuestos por Emcali.

El gerente de la empresa, Javier Mauricio Pachón, manifestó que se espera que el problema del agua en la ladera se solucione durante las próximas semanas, mediante la puesta en funcionamiento del sistema de bombeo de la red baja del acueducto del río Cauca.

También podría interesarle: ¡Tres meses sin agua! El drama de los habitantes del suroccidente de Cali

Pero, pese a esta alternativa ideada por Emcali, los bajos niveles de los ríos podrían significar un verdadero inconveniente para el abastecimiento de agua en la ciudad. “No hay fluido de agua. El río Cali, que habitualmente tienen un caudal de 1200 litros por segundo, se encuentra en 500. El río Meléndez está registrando 42 cuando debería tener 800 litros por segundo. Pance también se encuentra muy bajo. En general, los ríos tributarios presentan una disminución de un 80 %”, reveló Hárold González, coordinador del área de Hidroclimatología de la CVC.

La fuerte ola de calor que golpea la región ha generado también aumento en el costo de la energía eléctrica que consumen los caleños. Andrés Felipe Jaramillo, gerente de Energía de Emcali, explicó que el Fenómeno de El Niño hizo que aumentara el precio de la energía en la bolsa, lo que redujo la oferta y produce, a su vez, el alza en el precio.

“El aumento en los estratos 4, 5 y 6 será de 9,8 %. En los estratos 1, 2 y 3, se deberá pagar aproximadamente un 3,5 % más por la energía a partir de finales de octubre”, indicó Jaramillo.

De continuar el panorama actual generado por esta temporada de verano, como se prevé, a partir del 2016 el incremento rondaría entre 11 % y 13 % en los estratos 4,5 y 6 y entre 3,5% y 4 % para los estratos 1, 2 y 3, añadió el funcionario.

Más información: ¡’Derrochadores’, en la mira! Sancionan a caleños por desperdiciar agua

‘El Niño’ ya afecta la canasta familiar

El panorama no es alentador. Además de los efectos del Fenómeno de El Niño en los servicios públicos, el bolsillo de los caleños también se ve afectado por el aumento en los precios de los alimentos de la canasta familiar.

Oliver Medina, jefe de precios de la Central de Abastecimiento del Valle del Cauca, Cavasa, explicó que el fenómeno climático se suma al elevado precio del dólar, como el principal motivo para la variación de los precios de frutas y verduras.

“Estamos preocupados porque los precios han subido entre un 66 % y un 300 % en algunos productos. Por ejemplo, el limón tahití ha aumentado un 180 %, la habichuela aumentó un 250 % y el frijol verde un 260 %”, reveló Medina.

El experto recomendó a los caleños consumir alimentos que aún mantienen buenos precios pese a ‘El Niño’. Frutas como el banano, la curuba, la granadilla, la fresa, el lulo, la guayaba, la papaya y el tomate de árbol; además de verduras como la cebolla cabezona, el tomate chonto, el pepino, el pimentón, el plátano y la papa.

“No creo que vayamos a tener problema de abastecimiento por falta de alimentos. Pero sí vamos a tener problema por el desplazamiento de la oferta para otras regiones. Hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que implemente políticas de choque que vayan en pro de la seguridad alimentaria de los colombianos”, subrayó el vocero de Cavasa.

Quizá le interese leer esta noticia: Fenómeno de El Niño Colombia 2015

¡Cuídese de los rayos del sol!

Ante las elevadas temperaturas que se viven por estos días, los caleños se exponen diversas afecciones en su salud, como lo son el golpe de calor, problemas en la piel e incluso daños renales. El doctor Luis Fernando Balcázar, dermatólogo del Centro Médico Imbanaco, indicó que “el uso regular de un protector solar, de la ropa apropiada   y de lentes de sol, podrían   prevenir graves enfermedades”.

Según los especialistas, una persona puede iniciar un período de agotamiento por calor con sudoración copiosa, palidez, calambres musculares, pulso acelerado, cansancio, debilidad, mareo, dolor de   cabeza, náuseas o vómito. Cuando estos síntomas se exacerban sobreviene el golpe de calor.

“Se pueden alterar las funciones metabólicas, efectos nefastos sobre el corazón o los pulmones que provocan severos problemas de salud, o incluso la muerte. Si los síntomas empeoran o duran más de una hora busque atención médica”, recomendó el doctor Carlos Vargas, coordinador de Urgencias del Centro Médico Imbanaco.

Para evitar sufrir de un golpe de calor, los expertos recomiendan no se exponerse al sol por períodos prolongados de tiempo. Si lo hace o tiene que caminar un trecho largo bajo el sol, se recomienda cubrir la cabeza y la ingesta de agua o bebidas hidratantes.

Incendios, una ‘travesura’ más de ‘El Niño’ en Cali

Otro de los efectos colaterales del Fenómeno de El Niño en Cali y la región es el aumento en los incendios forestales. El teniente Alberto Hernández, comandante operativo del Cuerpo de Bomberos de Cali, explicó que cómo ocurren.

“Al incrementar la temperatura y cesar la humedad, toda la vegetación se va secando. Entonces el material vegetal se vuelve en material combustible. Al encontrar una fuente de calor suficientemente intensa se dan incendios. Pero estos siempre son generados por el hombre, ya que se necesita que la temperatura supere los 200 grados Celsius”.

Según cifras del Cuerpo de Bomberos de Cali, en lo corrido del 2015 se han atendido 966 incendios forestales en Cali, 718 en el perímetro urbano y 248 en la zona rural. Las llamas han consumido ya 810 hectáreas de vegetación.

Ante el panorama, las autoridades mantienen constante vigilancia en las zonas forestales de Cali mediante un sistema optrónico de cámaras de detección térmica, con cinco puntos dispuestos bordeando los Farallones.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo