Fiat Uno Way: La apuesta italiana para la ciudad y la carretera

El nuevo Fiat Uno Way entra a un mercado cada vez más movido, con una capacidad bastante cómoda para cuatro personas y una mecánica sencilla.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo
Cortesía
Fiat Uno Way: La apuesta italiana para la ciudad y la carretera

Fiat ha tratado de reimponerse en el mercado colombinao de muchas maneras, con automóviles que no han sido tan exitosos como en el resto de Suramérica. El cambio de importador a SK Bergé y su incorporación a la red de Chrysler, en consonancia con la fusión internacional de las dos automotrices, trae su primer producto nuevo: el Fiat Uno Way, que compite en una gana cada vez más densa en Colombia y América Latina.

Este vehículo fue desarrollado en Brasil en la base del antiguo Palio, pero con una estética más europea derivada del city car de Fiat en el viejo continente, el Panda. El Uno Way toma la ruta que marcas como Volkswagen con el Cross Up, Renault con el Sandero Stepway y Chevrolet con el Onix Activ han usado para crear, de autos urbanos, vehículos tipo crossover con mucho éxito en la región.

Este desarrollo se nota en el Fiat Uno Way, con una estética robusta y refuerzos plásticos que apuntan a experiencias por fuera de la ciudad. Aunque es un auto de solo 3,8 metros de largo, un diseño inteligente permite que quepan cuatro adultos con comodidad, y un equipaje ligero. Así mismo, la corta longitud, la excelente visibilidad y los sensores de reversa hacen que parquear sea muy sencillo.

El contrapeso de esto está en la posición para el conductor: es erguida y muy elevada. Una persona alta sufre para acomodar bien las piernas y adaptarse a la posición de manejo, que incomoda para viajes largos. Lo agrava el hecho de que las sillas no tengan ajuste lumbar, de altura y que el timón no tenga ajustes de profundidad.

Un clásico bajo el capó

El motor del Fiat Uno Way es un viejo conocido: el motor 1,4 litros del Palio, con solo 84 caballos pero con un torque destacado, de 90 libras-pie de torque y que permite moverse bien en ciudad. Ayuda la caja de cinco velocidades que es muy corta, pero en carretera el vehículo se siente corto de potencia a más de 80 kilómetros por hora, y se extraña la opción de una sexta marcha en su recorrido.

Un elemento incómodo es la posición del embrague: debido a que la operación del pedal no es tan precisa, los primeros días requieren de un ajuste continuo y de mucha precaución al hacer los cambios. Llama la atención que Fiat no haya traído el motor de 1,3 litros Firefly que se ofrece en Brasil, que ofrece 15 caballos más para mucha mayor flexibilidad en carretera y un menor consumo de combustible.

Aunque el desempeño se vea quedado en la carretera, cabe destacar que se encuentra mucho mejor relacionado que vehículos en su misma gama como el CrossUp o el Grand i10 de Hyundai. El paquete se completa con una suspensión  muy capaz para absorber los baches de la ciudad, y frenos suficientes.

Gama baja con mucho equipo

Como se dijo anteriormente, el Fiat Uno Way cuenta con sensores de reversa. Llama la atención que no cuente con una pantalla central, pero el equipo de sonido es capaz de ofrecer sincronización por Bluetooth y un puerto USB, con lo que el usuario no extrañará la música ni la posibilidad de responder llamadas mientras conduce. Además tiene controles en el timón, un destacado en la gama.

Se complementa con un tablero muy curioso, que cuenta con un inmenso velocímetro, un tacómetro que más parece indicador de gasolina (el medidor de combustible es del mismo tamaño) y una pequeña pantalla central que controla opciones como la temperatura del motor. El interior tiene plásticos duros y telas contrastadas, y un práctico portagafas en la consola superior.

En seguridad, tiene los dos airbags y el ABS obligatorios en Colombia a partir de enero. Solo tiene dos puntos Isofix y dos cinturones en la banca trasera, por lo que se asume que no está diseñado para cinco personas. Otra ausencia es el control de estabilidad, que sí es ofrecido en Brasil pero no en Colombia, por lo que da la sensación de venir como un vehículo "pelado" para disminuir el precio de venta.

En este aspecto, justamente, está una de sus principales ventajas: solo cuesta $40 millones. Por tamaño y aspecto, el Fiat Uno Way está a mitad de camino entre los vehículos familiares básicos, y los crossover subcompactos como el Stepway. Los compromisos que ofrece son complejos, pero para quienes quieren un vehículo con un aspecto diferente y sin complicaciones, las opciones en este precio son muy reducidas.


Ficha técnica

Modelo: Fiat Uno Way 2018

Motor: 1,4 litros, 84 caballos de potencia.

Transmisión: Manual de cinco velocidades.

Tracción: a las ruedas delanteras.

Precio: $39.990.000

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo