Peugeot 3008: la andanada francesa en el mercado de las SUV

Con el título de "auto del año" en Europa en 2017, la Peugeot 3008 trae una mezcla de comodidad y deportividad muy interesante.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La nueva Peugeot 3008 no es simplemente una apuesta para tratar de competir en el mercado de las SUV de tamaño mediano. La marca del león no escatimó en ningún detalle para hacer que su vehículo fuera uno de los más destacados en su segmento, y la respuesta es francamente sorprendente para un vehículo familiar de gran lujo y respuesta sorprendente.

El impacto inicia desde su diseño: mientras la anterior 3008 tenía mucha similitud a una minivan, este nuevo modelo presenta un aspecto corpulento y masivo con grandes áreas cuadradas. El conjunto óptico con luces LED de serie y una parrilla donde el león de Peugeot es notable desde el principio es altamente atractivo. El diseño fluido se mantiene en una línea estandarizada en el segmento para los costados y la parte trasera, pero el interior es lo más sorprendente.

Con luces de ambiente ajustables y un tablero completamente digital, entrar a la camioneta ofrece una sensación de elegancia sin esfuerzo. Ayudan también detalles como acabados en tela y plástico en imitación fibra de carbono. Además de los instrumentos digitales, la pantalla de 8 pulgadas administra el equipo de sonido, la sincronización con dispositivos electrónicos (más de eso a continuación) y la climatización, apoyada con interruptores inspirados en las cabinas de vuelo de los aviones.

León brioso

El motor de 1,6 litros turbocargado tiene una curva de potencia espectacular. Aunque su pico es de 165 caballos, todo el torque está disponible desde solo 1500 rpm, lo que hace que sea muy rápido y flexible. Puede moverse con suavidad y algo de tranquilidad en tráfico pesado, pero al despertarse deja al conductor clavado en el asiento y sorprendido por la reacción.

Para esto, la caja automática de 6 velocidades es fundamental. Con levas en el timón y una reacción instantánea, puede controlarse la aceleración con la punta de los dedos, y ajustarse a un modo de manejo tranquilo o a una deportividad que no es común en el segmento. Superar un vehículo en autopista requiere tener un ojo en el tablero (o en el sistema de visión HUD disponible en la versión full equipo) para evitar un encuentro con el radar de exceso de velocidad.

El chasís, en la mejor tradición de los autos franceses, es sumamente estable y potencia esa sensación de deportividad en curvas, ayudado por una dirección eléctrica muy precisa y un timón pequeño con piezas planas (como el de un auto de carreras). El control de tracción es muy efectivo en piso mojado, y puede ajustarse para terreno complicado como barro y arena. También tiene incluido un modo de manejo "sport" que hace que esta respuesta sea aún más notable, aunque se pierde toda la suavidad de la suspensión en el proceso.

Tecnología a granel

Al encender el Peugeot 3008, el derroche de tecnología salta a la vista. Además de las luces de ambiente y el sistema HUD mencionados anteriormente, la camioneta cuenta con una suite sin todos los accesorios, pero con los más útiles en primera fila. La versión a la que tuvo acceso PUBLIMETRO no tiene ajuste de sillas automático, por ejemplo, pero sí una cámara de 360 grados muy efectiva en parqueaderos.

Además de esta cámara disponible en las versiones Allure y GT-Line (la básica Emotion tiene cámara y sensores de reversa), cuenta con un poderoso equipo de sonido que se sincroniza con Android Auto y Apple CarPlay, además de permitirle reflejar el escritorio de su smartphone en la pantalla. Tiene también limpiabrisas con sensores de lluvia, luces automáticas, control y regulador de velocidad y asistente de parqueo.

Toda esta tecnología y lujo son muy importantes para una marca que busca recuperar el cariño del mercado colombiano que tuvo a principios de los 2000. Si en esa oportunidad lo hizo con autos impactantes a precio accesible como el 206, esta 3008 busca apuntarle a un público premium. El precio, entre $100 y 120 millones, no ofrece un mercado masivo, pero sí una excelente selección.

Y lo ha logrado, con tanto éxito que fue nombrada "carro del año" en Europa en 2017. Al manejarla, se siente que es un vehículo realmente destacado, con una combinación de comodidad y deportividad que no se ve en una SUV. No entra como un aspirante más: por lo contrario, se convierte en un fuerte aspirante en el segmento más duro del mercado.


Ficha técnica

Modelo: Peugeot 3008 Allure

Motor: 1,6 litros. 165 hp a 6000 rpm.

Caja: Secuencial, de 6 velocidades, con levas en el timón.

Precio: $104'999.000

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo