Concejales piden el desmonte del Esmad ante casos de abuso en Bogotá

El Cabildo Distrital debatió sobre los abusos de autoridad durante las recientes movilizaciones. Algunos piden el desmonte del Escuadrón.

Por Ginna R. Sánchez

¿Abuso de autoridad?, ¿represión?, ¿uso legítimo de la fuerza?, son muchas las posturas alrededor de la actuación de la fuerza pública en las protestas ciudadanas avivadas desde el pasado 21 de noviembre contra políticas económicas y sociales del Gobierno de Iván Duque.

La muerte del estudiante Dilan Cruz, a manos del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), fue uno de los detonantes de la protesta que dejó en tela de juicio la actuación de los uniformados.

Desde un principio la postura de la Alcaldía de Claudia López ha sido clara. Con la  creación de un protocolo de atención, que antepone el diálogo al uso de la fuerza, la Administración le ha dado un vuelco significativo al trato que la Alcaldía de Peñalosa le dio a las protestas.

No obstante, la preocupación crece entre varios sectores, teniendo en cuenta que próximamente se vienen nuevas jornadas de manifestaciones. La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) ya anunció anunció un paro de 48 horas para el 20 y 21 de febrero.

Ante este panorama, el Cabildo Distrital realizó este lunes un debate denominado ‘abusos de Autoridad durante las movilizaciones en Bogotá’.

Concejo de Bogotá debate sobre el uso del Esmad en la protesta social

El concejal Carlos Carrillo explicó en su intervención que Bogotá es la ciudad del país con más muertos a causa del Esmad.  Según expuso, a partir de una investigación que realizó la ONG Temblores, se evidenció que en dos décadas al menos 34 personas han sido asesinadas en el país a manos de este cuerpo, destacando que la capital es la ciudad con más casos con siete víctimas.

De acuerdo con Carrillo, de los siete asesinados en la capital, cuatro murieron bajo las Administración de Enrique Peñalosa, “un Gobierno que se caracterizó por utilizar al Esmad como primera opción de cara al conflicto social”.

Adicionalmente, detalló que en el marco de las manifestaciones del 21N, el Esmad dejó 62 heridos y un asesinato. Por lo anterior, hace un llamado a la alcaldesa Claudia López “para que se sume al clamor ciudadano que pide el desmonte del Esmad”.

Por su parte, el concejal Celio Nieves recomendó a la Administración delimitar las funciones “que le corresponden a la Secretaría de Gobierno y diferenciarlas de las que hacen parte de la Secretaría de Seguridad”. Además, solicitó a la alcaldesa actuar ante el Gobierno Nacional para que éste “garantice el desmonte progresivo del Esmad en todo el territorio y de manera particular en Bogotá”.

Siguiendo por esa misma línea,  el concejal Manuel Sarmiento, recalcó en el debate que  los gobiernos de Iván Duque y Enrique Peñalosa violaron sistemáticamente el derecho a la protesta: “el gobierno de Duque y el partido de gobierno (Centro Democrático) adelantaron primero una estrategia de estigmatización desconociendo las razones del Paro Nacional y ligando a los manifestantes con grupos violento, y luego adelantaron una política de represión”.

A su vez, aplaudió el nuevo protocolo de atención a las movilizaciones implementado por la actual Alcaldía: “contrario a lo realizado por los anteriores gobiernos, esta administración reconoce que la protesta no es un problema de orden público ni la estigmatiza. Al contrario, considera que es un derecho que debe ser protegido”.

En defensa de la Policía

Las voces de apoyo también se sumaron en el debate a los miembros de la fuerza pública.

En esa medida, la concejal María Clara Name Ramírez defendió el papel del Esmad como herramienta para garantizar la seguridad, e insistió en que la discusión actual no debe estar centrada en si este debe acabarse o no, sino en resolver la deuda social que se tiene con el país.

“No nos damos cuenta de la labor tan difícil que cumplen nuestros policías, y especialmente los que integran el escuadrón del Esmad. Hemos visto en el país cómo en estas manifestaciones multitudinarias se infiltran saboteadores que incitan y generan la violencia”, expresó.

Igualmente, indicó que desde el cabildo apoyará la puesta en marcha del protocolo que viene definiendo la alcaldesa.

Del mismo modo, la concejal Lucía Bastidas aprovechó su intervención para defender al Escuadrón. “Ellos son personas que tienen derechos como el resto de los ciudadanos, que actúan porque tienen que hacerlo, no atacan, reaccionan a la violencia en las protestas y los gobiernos los han usado permanentemente. Este año, de 15 manifestaciones, 5 terminaron en disturbios”, dijo.

¡Prohibido olvidar!

La concejal de la Colombia Humana, Ana Teresa Bernal, llamó la atención sobre la práctica sistemática del Esmad de herir a manifestantes en alguno de sus ojos, y recordó ocho casos ocurridos en Bogotá en el marco de las protestas recientes durante la administración de Enrique Peñalosa y Claudia López:

  • Kairy Movilla, víctima del Esmad el 8 de noviembre 2017
  • Andrés Juan Guerrero Rubiano, estudiante de la Universidad Distrital, 28 septiembre 2019
  • Diego Hernández, 10 de octubre 2019
  • Yuri Camargo, 21 de noviembre de 2019
  • Tatiana Jaimes, herida en un ojo cuando caminaba cerca de la manifestación sin participar en la protesta el 21 noviembre 2019
  • Cristian Rodríguez, 16 de diciembre 2019
  • Miguel Ángel Linares, estudiante de la universidad Santo Tomás,fue trasladado al hospital San Ignacio por trauma en un ojo el 19 de diciembre 2019
  • Nicolás Vera, 6 febrero 2020

Ante la gravedad de los hechos,  Bernal solicitó a la alcaldesa López preservar la vida e integridad de todos los manifestantes y garantizar el derecho a la protesta social.

Loading...
Revisa el siguiente artículo