El pasado de los consorcios que harían el Metro de Bogotá

Los dos consorcios que continúan en el proceso para licitar Metro de Bogotá tienen manchas que podrían afectar la construcción de la megaobra.

Por Juan Manuel Reyes Fajardo

La primera línea del Metro de Bogotá es una de las obras más complejas de la historia de Colombia. Sus casi 24 kilómetros, 16 estaciones y los proyectos de renovación urbana que se impondrían alrededor proponen cambiar la ciudad. Por esto, el ganador entre los dos consorcios que presentaron ofertas este jueves tendrá una labor muy compleja para evitar que la obra, largamente esperada, se vuelva un dolor de cabeza.

Los consorcios cuentan con gran experiencia en construcción a nivel mundial. Un grupo de empresarios españoles y mexicanos luchará con un gigante de construcción china para la elaboración de la megaobra, que podría costar un estimado de 13,9 billones de pesos.

Pero las empresas componen estos consorcios no solo tienen detrás su experiencia en construcción. Irregularidades en algunas de las obras que han ejecutado son una señal de alarma que deben tener en cuenta los organismos de control hasta el 21 de octubre, mientras revisan los pliegos entregados este jueves a la empresa Metro de Bogotá. Esto será necesario para asegurar que la obra no tenga retrasos.

Un viejo conocido

El consorcio Metro de Bogotá está compuesto por la española FCC Concesiones y las mexicanas Carso Infraestructura y Construcción y Promotora de Desarrollo de América Latina. En las tres empresas está involucrado el multimillonario mexicano Carlos Slim.

FCC es una empresa de talla mundial con una gran variedad de operaciones de infraestructura, entre las que destacan varias líneas de metro en Barcelona y Arabia Saudita. FCC estuvo asociada con Odebrecht en la construcción de la línea 2 del Metro de Panamá, entregada en 2018.

Otro de sus negocios es en agua. En Bogotá su filial Aqualia hizo parte del consorcio que adelanta la construcción y operación de la planta de tratamiento de agua Salitre. En esta obra, una irregularidad en la conformación del consorcio ocasionó que esta filial fuera sancionada por el Banco Mundial. No podrá optar durante un año a proyectos con su financiación.

Por su parte, las empresas de Carlos Slim ha tenido participación en otras obras de gran calado en Colombia. En 2016 estuvo muy cerca de involucrarse en el proyecto de navegabilidad del río Magdalena, pero se retiró en medio del escándalo de Odebrecht. Actualmente, Carso y FCC participan en la construcción del túnel del Toyo, en Antioquia.

Chinos por la puerta grande

El consorcio APCA Transmimetro tiene a un gigante de la construcción: China Harbour Engineering Company (Chec), junto con Xi’an Metro. Chec ha estado involucrada en la construcción de megaobras en todo el mundo como puertos, puentes y ferrocarriles. Actualmente adelanta la construcción de la línea 4 del Metro de Mumbai. Xi’an Metro es la operadora del sistema de transporte masivo de Xi’an, que en 10 años construyó 4 líneas para mover sus 12 millones de habitantes.

La situación de Chec como empresa mayormente propiedad del estado chino podría poner problemas diplomáticos en la obra. Aunque ganó la licitación para construir un cuarto puente sobre el Canal de Panamá, el gobierno panameño frenó la financiación en medio de un enfriamiento diplomático entre los dos países.

En Colombia, Chec hace parte de la construcción de la Autopista al Mar 2 que unirá a Medellín con el Urabá antioqueño. Esta obra se encuentra retrasada y solo entregó en julio cierre financiero, lo que ha provocado sanciones por parte de la ANI.

Silencio en la evaluación

Durante los próximos días, la Alcaldía de Bogotá, los entes de control y la banca multilateral evaluarán los pliegos presentados este jueves por los consorcios Metro de Bogotá y APCA Transmimetro.

Esta evaluación será necesaria para decidir a quién se le adjudicará el próximo 24 de octubre la megaobra. Por las condiciones particulares que exigen entidades como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, solo se conocerá el nombre hasta esa fecha.

El director de Metro de Bogotá, Andrés Escobar, aseguró que esta evaluación restante es únicamente económica.

Más noticias de Bogotá y Colombia aquí

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo