¿Para qué ha servido reducir a 50 km/h el límite de velocidad en Bogotá?

En un 11% disminuyeron las víctimas fatales por accidentes de tránsito este año en la ciudad.

Por PUBLIMETRO COLOMBIA

La Secretaría de Distrital de Movilidad (SDM) destacó que durante los primeros siete meses del año las víctimas fatales por accidentes de tránsito disminuyeron en un 11%, al pasar de 317 fatalidades en el mismo periodo de 2018 a 281 este 2019.

Adicionalmente, los resultados subrayan la reducción registrada en el grupo de motociclistas. Con 70 víctimas mortales este año, disminuyó el número de fatalidades en un 29%, con respecto a 2018 (98).

En el caso de los peatones, se salvaron 26 vidas, al pasar de 154 muertes entre enero y julio de 2018 a 128 este año. El balance representa una reducción del 17%.

Aunque en términos generales la reducción es representativa, las fatalidades en los ciclistas aumentaron. 43 perdieron la vida a julio de este año, cinco más que en el mismo periodo del año pasado(38).

“Continuaremos trabajando en nuestras iniciativas de capacitación y sensibilización para generar conciencia sobre la corresponsabilidad en la vía y los riesgos a los que se exponen los usuarios vulnerables cuando transitan cerca de vehículos de grandes dimensiones”, relató el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo.

¿Para qué ha servido reducir a 50 km/h el límite de velocidad en Bogotá?

Es importante resaltar que en los corredores donde la velocidad máxima permitida se redujo a 50 km/h (Av. Boyacá, Av. de Las Américas, Av. Carrera 68, Av. Ciudad de Cali, Av. Calle 80, Av. NQS, Av. Primero de Mayo y Av. Suba) las fatalidades disminuyeron en un 28% frente al promedio registrado entre 2015 y 2018 (130).

De acuerdo con la SDM, las muertes de peatones en estos corredores disminuyeron en un 33 %, con 19 vidas salvadas. También se salvaron nueve vidas de motociclistas, lo que significó una reducción del 20 % y 5 vidas de ciclistas, lo que representa una disminución del 32 %.

En total, se lograron salvar 36 vidas entre octubre de 2018 y julio de 2019 en estas ocho vías principales.

Para Andrés Acosta, decano de la facultad de ingeniería de la universidad Manuela Beltrán y experto en movilidad, “la medida sin duda ha favorecido la reducción en siniestros viales, porque al tener menos velocidad, las personas pueden reaccionar más oportunamente en el caso de un accidente”.

“Aunque esta medida puede ser incómoda para muchos ciudadanos, el solo hecho de que ya se estén salvando vidas, ya el beneficio es invaluable”, agregó.

Según su apreciación, además de la reducción el límite de velocidad, los ciudadanos pueden adelantar acciones tan simples como el uso de los puentes peatonales o de señales como la cebra, para que más vidas se sigan salvando en la capital.

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo