TransMiCable cambiará la vida de miles de personas que viven al sur

Antes de finalizar el año, se espera que el sistema empiece a operar.

Por Ginna R. Sánchez

El Paraíso, belleza bogotana. Este barrio se encuentra en una de las partes altas de la localidad de Ciudad Bolívar.

Cada vez que regreso, corroboro que desde esa loma, olvidada por muchos, se tiene la mejor vista de la ciudad, porque aunque su mirador no es el más popular, es el único que -desde mi perspectiva-  da una verdadera panorámica de lo que es en realidad la capital.

No solo por el paisaje que denota, sino porque desde allí se aprecia, desde otra perspectiva, los estratos sociales que dividen la ciudad, que ubican a los más humildes en la periferia y sitúan a los más acomodados en los sectores exclusivos.

Aunque por años ha brillado la ausencia del Estado, las cosas finalmente empiezan a cambiar, ya que en este barrio, precisamente, se encuentra la última parada del TransMiCable: Mirador del Paraíso.

Cuando los vecinos voltean a mirar hacia donde se encuentra el proyecto, sus rostros se llenan de esperanza.

Muchos sonríen, otros se sonrojan, sin querer disimular la felicidad que los embarga al observar las cabinas que pronto entrarán a funcionar.

No se trata solo de un tema de movilidad, sino de un proyecto que mejorará la vida de sus habitantes, porque cada vez que alguno tenía que desplazarse a otro sector de la ciudad debía aguantar alrededor de una hora para poder bajar de la montaña.

Con el TransMiCable este viaje se reduce a menos de 15 minutos.

“Como estaban tan demorados, pues uno no pensaba que iban a poner esto tan bueno. Me parece bien, porque aquí el transporte es pesado… Es una ayuda para muy grande para todos los que vivimos arriba”, comentó Ligia Lemus, quien reside a escasos metros de la estación Mirador del Paraíso.

En total, el sistema cuenta con 163 cabinas que viajarán a 20 km/h y movilizarán 7200 pasajeros cada hora. Además, cuenta con sillas abatibles que permiten el ingreso de bicicletas, coches o sillas de ruedas.

Se estima que el TransMiCable entre en funcionamiento antes de finalizar este año.

Pero el proyecto va más allá, dado que se contempla construir en zonas cercanas a las torres un SuperCade, una biblioteca y cinco parques, según manifestó la directora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Yaneth Mantilla, tras anunciar la terminación de las obras.

Grandes expectativas

Ana Martínez tiene una tienda cerca de la estación del barrio El Paraíso. De hecho la montó hace poco, motivada por el sistema de transporte que está por llegar: “Abrimos el negocio hace dos meses. Estamos a la expectativa y ojalá que cuando TransMiCable esté funcionando las ventas se disparen. Pero además es una bendición, porque el transporte aquí es muy complicado, entonces es un sueño hecho realidad”.

El caso de Ana es el de muchos vecinos, quienes ven en el TransMiCable una alternativa para impulsar la economía y el turismo en la localidad.

Dayana, por ejemplo, quien vende hierbas medicinales, riegos y esencias, espera que las ventas despeguen cuando el sistema abra sus puertas: “Ha sido difícil levantar el negocio, pero esperamos que mucha gente venga y nos visite”.

Además de impulsar la economía, los habitantes están convencidos de que la imagen de la localidad 19 mejorará con todo lo que trae el megaproyecto.

“Ciudad Bolívar siempre ha sido estigmatizada. Claro que hay inseguridad, pero no es la zona roja que las personas creen. Ojalá que muchas personas vengan y nos visiten cuando empiece a funcionar el cable para que cambie la imagen que tienen”, comentó Jacinto, quien toda la vida, como señaló, ha residido en la localidad.

Es tan solo el inicio

De regreso, volví a abordar el TransMiCable en uno de los primeros recorridos autorizados antes de iniciar su operación.

Fue emocionante estar en una de las cabinas que próximamente impactarán las vidas de miles de personas, que desde hace tiempo esperaban con anhelo que se acordaran de ellos.

Sin embargo, desde el aire es inevitable no observar los techos de zinc, las casas de madera, las carreteras destapadas y las montañas explotadas por la ilegalidad, que en una sola imagen evidencian que este cable es tan solo el inicio de todos los frentes que se deben trabajar por esta localidad.

Ahora que este sueño está a punto de ser realidad, no hay que dejar de lado a los habitantes de las localidades de Usme, San Cristóbal y Rafael Uribe Uribe, también en el sur de la capital, que por su ubicación geográfica  no estaría demás pensar en un proyecto similar al del TransMiCable.

MÁS NOTICIAS DE BOGOTÁ Y EL PAÍS, AQUÍ 

También le puede interesar: 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo