“Si hablo es porque no quiero que a otra mujer le pase esto”: Laura Rodríguez

Laura Rodríguez fue golpeada por su exnovio hace unas semanas. Decidió denunciar para que se haga justicia y se le ponga un alto a la violencia contra la mujer

Por Pamela López
Pamela López-PUBLIMETRO
“Si hablo es porque no quiero que a otra mujer le pase esto”: Laura Rodríguez

Laura Rodríguez, con tan solo 22 años, se enfrentó a una de las decisiones más difíciles de su vida hace un par de semanas: denunciar que fue víctima de una brutal golpiza propinada por su exnovio, Juan Sebastián Zuluaga, en una de las sedes de American School Way en donde él laboraba.

“Ese día estaba sola en la casa y subí las fotos a mis redes sociales. Tenía miedo, empecé a sudar, a hiperventilar, sabía que lo que estaba haciendo lo iba a cambiar todo y que me iban a juzgar. Aún así le di publicar y se viralizó; recibí muchas críticas y comentarios horribles, pero fue más el apoyo que me dieron y si estoy hablando es porque no quiero que a otra mujer le pase esto, y porque quiero que a él le caiga todo el peso de la ley”, comentó a PUBLIMETRO Laura.

Esta estudiante de Ingeniería Civil de la Javeriana conoció a Juan Sebastián por casualidades de la vida: “Él es estudiante de la Universidad del Rosario y cuando nos vimos tuvimos una conexión de esas que no se pueden explicar. Después de tres semanas de conocidos nos cuadramos. Nunca viví con él, pero como estaba  sola en Bogotá me la pasaba con él y su familia”, comentó.

Laura llegó de 17 años a Bogotá y desde ese momento vive sola. Este año se enfrentó a otra prueba de esas que pone la vida sin dar explicación: su papá falleció por culpa del cáncer. “Eso fue muy duro y Sebastián se aprovechó de eso”, añadió la universitaria. 

La relación de Laura y Sebastián duro año y medio, pero se deterioró cuando ella empezó a sospechar que él le ‘ponía los cachos’. Aunque las cosas siguieron hubo un episodio de alerta para ella que le ayudó a decidirse y decirle que terminaran. “Un día un amigo me cogió el celular y le colgó. Al día siguiente Sebastián me envío un audio de WhatsApp en donde me insultaba. Cuando me llamó fue peor. Ese día le dije que él estaba tomado y que no iba a hablar con él. Después le terminé”, aseguró.

Sin embargo, Sebastián le rogó que regresaran y ella lo hizo, pero eso no duro tanto y las cosas empeoraron cuando Laura se dio cuenta que él no había dejado a la otra persona. “Ahí dije no más y lo llamé para que habláramos y cortáramos en buenos términos, la respuesta de él fue que me le había tirado el día y más insultos”, aseguró Laura.

La golpiza

“Antes de llegar al ASW lo llamé y le dije que por qué se había metido con esa persona y él me respondió con groserías. Cuando nos encontramos empezamos a hablar, pero él me dijo unas palabras que se me quedaron en la mente, prácticamente me amenazó, me dijo: “Me voy a encargar de joderle la vida y de mostrarle con quién se metió”. Esa fue la primera señal de alerta. Bajamos a un primer piso y seguimos hablando, pero la conversación empezó a subir de tono e incluso se metió con mi mamá y mi papá, cuando me dijo eso yo reaccioné con la intención de pegarle en la cara, pero él me tomó el brazo y me pegó por primera vez. Intenté soltarme y cuando ya vio que lo estaba logrando me pegó el cabezazo”, relató Laura. Si bien Sebastián la había golpeado, el asunto se agravaba porque lo hizo delante de varias personas que no hicieron nada.

“Acá no vienes a hacer show… te lo buscaste”

“Acá no vienes a hacer show, tú viniste acá, te lo buscaste”, esa fue la frase que marcó a Laura. “Eso me lo dijo una de las coordinadoras del ASW después de ver como este señor me golpeaba y nadie hacía nada. Ella debió reaccionar de otra forma, debió llamar a la Policía, debió ayudarme, pero decidió ponerse del lado de él”, comentó.

Desde ese momento, Laura, la tunjana y fiel hincha de Santa Fe, siente miedo, ha sufrido episodios de psicosis y se siente triste porque ha sido juzgada. “Ahora analizo muchas situaciones que pasaron y que eran señales que estaban ahí, pero que no pude ver. Señales que demuestran que él era brusco y muy agresivo verbalmente. Cuando él me hablaba de sus ‘ex’ a ninguna la bajaba de ‘puta’ o ‘perra’, y cuando se ponía bravo conmigo usaba groserías”, aseguró.

Laura denunció después de dos días por cuestiones de horario en la estación de Policía y en Medicina Legal le dieron 12 días de incapacidad y le recomendaron una medida de protección. “Esta es la hora que no me han dado esa medida de protección; la Fiscalía no se había movido con mi caso hasta que salió en medios, ahí me llamaron y me dijeron que estaban trabajando. Tengo miedo porque Sebastián sabe todo de mí, sabe donde vivo y mis horarios de clase… todo. Él es capaz de cualquier cosa”.

American School Way emitió un comunicado en donde dejó claro que apartaron del cargo a Sebastián y en donde se solidarizan con Laura. PUBLIMETRO se contactó con ellos para saber qué ocurrió con la mujer que revictimizó a Laura y la respuesta de Katherine Hernández, directora de talento humano de la compañía, fue que “Wendy Mejía, la coordinadora que estuvo presente en ese momento, tuvo un proceso disciplinario con las sanciones respectivas. Hemos tenido comunicación con Laura para ofrecerle acompañamiento psicológico en el momento en el que ella lo desee y quiero dejar claro que Sebastián no representa a ASW ni a nuestros valores. Nuestra cultura está encaminada al respeto, el compromiso y él no representa eso”.

Por ahora, la estudiante asegura que irá hasta las últimas instancias para que se haga justicia: “Quiero romper el silencio porque es la única forma de acabar con la violencia contra la mujer. Me pasó a mí, mañana le pasa a cualquiera”. 

“Ahora analizo muchas situaciones que pasaron y que eran señales, pero que no pude ver”

American School Way Twitter American School Way
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo