Abren investigación disciplinaria a la Uaesp

La Personería de Bogotá tomó la decisión por el manejo que se le ha dado a la situación con el relleno sanitario Doña Juana

Por Publimetro Colombia

La problemática en el relleno Doña Juana se convirtió en una bomba de tiempo que, como la basura que recoge a diario, huele mal. Es por eso que la Personería de Bogotá decidió abrirle una investigación disciplinaria a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (UAESP), para determinar los responsables de la situación que se ha presentado durante toda la semana en el sector de Mochuelo Alto, al sur de la ciudad.

Todo esto ligado a las irregularidades en las que aparentemente ha incurrido el operador del relleno y que ha generado una grave crisis ambiental. La Personería aseguró por medio de un comunicado que  “el contrato establece que el concesionario debe cubrir mínimo el 90% de las basuras que llegan al relleno, obligación que no se está cumpliendo. El operador debe sembrar 10.000 árboles para compensar y mitigar el daño ambiental, pero no han plantado ni el 10%. La restricción ambiental, establecida en las normas que indica que el relleno debería estar como mínimo a 1000 metros de grupos poblacionales,  tampoco se cumple”.

Asimismo, la Personería a seguró que hay otras razones para iniciar la investigación, las cuales están asociadas con el aumento de las quejas y reclamos de los afectados por el mal funcionamiento del relleno, mientras que las condiciones ambientales desmejoraron pese a las advertencias del ente del control.

Asimismo, la planta de tratamiento de lixiviados (líquidos de la basura) no tiene la capacidad para procesar el volumen que generan los desechos que son depositados en el relleno, generando vertimiento de líquidos tóxicos al río Tunjuelo, sin permiso de la autoridad ambiental, en el Tramo II.

Frente a la situación que se presenta en Mochuelo Alto, el alcalde Enrique Peñalosa aseguró que “en la próximas semanas se completará la remoción de las basuras, con la ubicación técnica ajustada como debe hacerse con el manejo adecuado de los lixiviados y más de 60 personas trabajan en la fumigación del sector”.

Sin embargo, para quienes habitan cerca del relleno el problema no se soluciona solo con la eliminación de las moscas. Simplemente no quieren vivir más entre la basura.


10

Mil árboles debe sembrar el operador del relleno para mitigar el daño ambiental, pero, según la Personería, no han plantado ni el 10%


 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo