Polémica por la estigmatización de las universidades públicas

Directivos y estudiantes de las universidades públicas le piden a la opinión pública que reduzca los prejuicios sobre estos establecimientos.

Por Ximena Arias
Foto: Cortesía Universidad Pedagógica.
Polémica por la estigmatización de las universidades públicas

Tras el atentado ocurrido en el Centro Andino, varios estudiantes y directivos de las universidades públicas han mostrado su inconformismo con las autoridades y varios medios de comunicación por la estigmatización que se ha generado sobre estos centros educativos.

Daniela Arias es egresada del programa de literatura de la Universidad Nacional y afirma que “cuando se presentan casos de corrupción o crímenes muy graves de egresados de otras instituciones, generalmente privadas, nunca se dice que hacen parte de estas. Pero, si estudiaron en un centro público, siempre mencionan el nombre de la Universidad”.

Por su parte, el egresado de del programa de química de la Universidad Nacional, Felix Moncada, explica que la estigmatización hacia los estudiantes de las universidades públicas tiene varios orígenes. “Cuando los encapuchados salen a tirar piedras a las avenidas, ¿cuál es la imagen que queda? Los ‘capuchos’ de la Universidad Nacional están bloqueando las vías. Esa es una fama que nos hemos ganado”.

Sin embargo, Moncada  asegura que “los ‘capuchos’ son una minoría dentro de la Universidad”.

Por su parte, la directora del programa de filosofía de la Universidad Externado, Luisa Monsalve, sostiene que  uno de los problemas frente a los prejuicios contra los establecimientos públicos es que “normalmente, la opinión pública los relaciona con los enfrentamientos con la Policía, pero rara vez con los estándares de calidad y excelencia académica. Esto se debe a que los conflictos generan un impacto visual. Sin embargo, las investigaciones que producen, y los procesos sociales y científicos a los que están vinculadas no causan ningún interés en la población ni en los medios de comunicación”.

La rectora encargada de la Universidad Pedagógica Nacional, Sandra Ramírez asegura que “me parece curioso que socialmente se haga mucho más visible la presencia de los encapuchados, pero que rara vez se hagan debates sobre el difícil sostenimiento económico de los establecimientos”.

Otra problemática que afecta a las universidades públicas, según Ramírez, es que “por la Ley 30 de 1992, el financiamiento por parte del Estado para estos establecimientos era del 70%. Actualmente, a algunas no les brindan este porcentaje, sino el 50%”.

Los ‘capuchos’, una minoría que afecta las universidades públicas

El egresado Félix Moncada explica que “históricamente, en la universidad pública, las ideas socialistas y comunistas tienen una mayor acogida en los estudiantes de bajos recursos que por medio del estudio quieren cambiar el mundo”.

“Yo me mantuve alejado de los ‘capuchos’, pero los conocí por la hermana de un amigo del colegio. Una vez en una olla comunitaria que se realizó en la Plaza Che tuve la oportunidad de conocer a algunos. Allí me di cuenta que a través de estas reuniones, en las que se discutía muy cordialmente de política, estos grupos van atrayendo a las personas, especialmente a los estudiantes de primer semestre, que son fácil de enganchar”, afirma Moncada.

Igualmente, Moncada sostiene que “los ‘capuchos’ en la Universidad son un problema  gigante porque para ellos no existe ley, ya que sienten que tienen una superioridad ya que, creen que están salvando al mundo. Cuando están encapuchados no se puede razonar. Por ejemplo, los vigilantes no se meten con ellos. Si ve a 10, él tiene que esconderse por su vida”.

Por su parte, la egresada Daniela Arias cuenta que “en muchas ocasiones, vi a los capuchos, a veces repartían volantes e intentaban entrar a los edificios, pero varios estudiantes los paraban e intentaban cerrarles el paso cuando querían robar algunos útiles y materiales de la Universidad Nacional”.

La filósofa Luisa Monsalve explica que el fenómeno de los encapuchados continúa porque “hay unos sectores de la izquierda que cometen actos de  de intimidación y violencia, en vez del diálogo y la deliberación. Sin embargo, este tipo de procesos son más visibilizados en los medios de comunicación que los procesos de resistencia y participación política por parte de los estudiantes”.

Para la experta, una de las formas de reducir los prejuicios hacia los estudiantes de las universidades públicas es que “los medios de comunicación deben ampliar el espectro de las informaciones y no mostrar solo las acciones de los grupos violentos, sino también las opiniones de los grupos universitarios de estudiantes, profesores, entre otros. Antes de encontrar culpables, habría que mostrar motivos”.


“La comunidad está indignada con los medios porque no mencionan a los capturados con nombres, sino como egresados de la Universidad Nacional”

Félix Moncada, egresado del programa de química de la Universidad Nacional


“Debido a la estigmatización de las universidades públicas, las personas pierden de vista la importancia de las instuciones educativas como centros de investigación y formación.

Otro problema es que ser egresado de una universidad pública genera un manto de duda sobre la acción profesional de las personas. Esto también aplica para los estudiantes.

Es importante que los periodistas midan sus juicios de valor hacia los  responsables”.   

Sandra Rodríguez, rectora encargada de la Universidad Pedagógica Nacional.


“Desde la Universidad Distrital, rechazamos los señalamientos a la universidad pública porque hemos estado comprometidos con el proceso de paz que sigue el Gobierno. Además, hemos realizado varias discusiones sobre este tema.

Por otra parte, la universidad pública no puede ser la responsable de conductas personales que puedan haber cometido miembros de su comunidad . Además, esta es una minoría”.

Carlos Quintana, director jurídico de la Universidad Distrital


“El atentado en el Centro Andino merece mi rechazo y despierta mi solidaridad con las víctimas.

No acepto que de manera directa o soterrada, noticias tendenciosas y comentarios ligeros, involucren a la Universidad con acontecimientos tan graves.

Afirmaciones temerarias que vinculan a la Universidad con los autores, mancillan su buen nombre y generan más confusión”

Comunicado Ignacio Mantilla, rector Universidad Nacional


Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo