¿Qué tan vulnerable está Bogotá a los atentados terroristas?

Aunque es muy probable que un atentado vuelva a ocurrir en la ciudad, la ciudadanía puede unirse para evitar este tipo de ataques.

Por Ximena Arias

Es posible que un atentado terrorista vuelva a ocurrir en Bogotá, esta es la afirmación en la que coinciden varios expertos en seguridad.

El profesor de la facultad de ciencia política y relaciones internacionales de la Universidad del Rosario, Juan Carlos Ruiz, afirma que “los atentados seguirán ocurriendo en Bogotá porque en la medida en que las autoridades no atrapen a los responsables, será muy fácil para los victimarios continuar causando este tipo de hechos. El criminal evalúa los efectos que pueden tener sus actos y si la impunidad persiste, él utilizará ese método para  generar un impacto ante sus víctimas”.

No obstante, el coordinador de relaciones internacionales, Rafael Piñeros, asegura que aunque es inminente un ataque terrorista en la ciudad, “cuando la atacan en  varias ocasiones, cada vez es más difícil que se repita un atentado porque la reacción de las autoridades es  más rápida y por esto es más complicado para los perpetradores”.

Pero ¿por qué es tan difícil  atrapar a los responsables de los atentados terroristas?

De acuerdo a Piñeros, realizar actividades de inteligencia “tiene un límite constitucional. Así, las autoridades no pueden hacer programas de seguimiento y rastreo libremente. Ellos tienen que solicitar una serie de permisos y cumplir una serie de reglas. Por esto, las investigaciones son difíciles”.

Según Ruiz, “en los  casos mediáticos, la Policía actúa muy rápido y puede capturar a los responsables.

Además, Piñeros explica que “un atentado terrorista se comete con la intención de generar pánico para lograr una reinvindicación política. En Bogotá sería mucho más fácil identificar a los responsables, si se pudiese conocer al actor que hace las acciones y las demandas que solicita al Estado”.

¿Una época similar a los atentados de Pablo Escobar?

El profesor de la Universidad  del Rosario, Juan Carlos Ruiz asegura que “la diferencia de esta época con los tiempos de Pablo Escobar es que “sus bombas no bajaban de 25 o 50 kilos de dinamita, es decir, la magnitud de violencia y terrorismo no parece ser la de este momento”.

El experto asegura que muchas veces son “petardospanfletarios para llamar la atención. Pero estos grupos no tienen la capacidad económica y miltar que tenía Pablo Escobar en su época”.

¿Más policías aumentan el nivel de seguridad?

Tras el atentado ocurrido en el Centro Andino, el secretario de seguridad, Daniel Mejía afirmó que “la Policía Metropolitana de Bogotá instaló  un dispositivo especial en los principales centros comerciales de la ciudad. Todos pueden ver que los centros comerciales tienen más policías, no solo uniformados sino personal vestido de civil que apoyan a los bogotanos para que no ocurra nuevamente un ataque en Bogotá”.

Sin embargo, el experto Rafael Piñeros explica que, “la ciudad con más policías, no es necesariamente la más segura, su presencia solo causa un efecto visual de disuasión. Pero su presencia no garantiza que no se vuelva a repetir un atentado terrorista”.

Además, según Juan Manuel Ruiz, “el problema de los atentados en Bogotá es que muy pocos siguen un patrón establecido y todos son muy diversos. Así, habría que poner un policía en cada esquina”.

Algunos atentados que cumplen un patrón son los que se presentaron en la Dian y en Cafesalud. Por lo general, son dos personas las que ponen las bombas, explica Ruiz

Pero ¿qué pueden hacer los ciudadanos para protegerse ante los atentados?

El profesor Juan Carlos Ruiz afirma que una de las soluciones para mejorar esta problemática es “fortalecer la relación entre la comunidad y la Policía. Antes de la Alcaldía de Luis Eduardo Garzón, había una policía comunitaria”.

Actualmente, la Policía y la población están alejadas y cuando esto pasa “la institución pierde unos ojos muy importantes”.

Por esto, es importante establecer nuevos lazos. “La comunidad debe denunciar las actividades sospechosas continuamente, alertar a la Policía cuando haya personas extrañas a una zona y que no son frecuentes en el barrio”.

También, “es bueno que haya líderes barriales y comunales que organicen a la gente de sus zonas para que sean un puente entre la comunidad y la Policía”, asegura Ruiz.

Por su parte, “es deber de la Policía atender de forma oportuna las denuncias de los afectados. Además, debe comprender la importancia de la participación comunitaria porque no todo lo puede hacer sola”, sostiene el experto.

“Yo creo que cada comunidad, empresa o barrio, puede crear una estrategia de seguridad para tener un mayor contacto con la Policía. Antes existían los Frentes Locales de Seguridad, y eran buenos porque la gente se conocía y denunciaba las conductas sospechosas. Por ejemplo, en los centros comerciales se podrían crear estos grupos, que  serían integrados por los empleados, para no depender solo del vigilante”, afirma Juan Manuel Ruiz.


¿Cuál es el efecto de un atentado terrorista en una persona y cómo puede reponerse?

La psicóloga de la Universidad Minuto de Dios, Catalina Pérez explica que “luego de un atentado, una persona sufre ataques de pánico que causan dificultad para respirar, sudor en las manos, episodios depresivos, desánimo e ideas suicidas..

Aunque la persona esté en un momento tranquilo, recuerda el momento en que ocurrieron los hechos y sufre estos ataques de pánico.

La recuperación frente a estos casos es similar a un duelo y cada quien lo supera según sus tiempos.

Es importante que sus familiares y amigos cercanos acompañen a la persona y si quiere hablar del evento, la escuchen. También, hay que darle tiempo y entender sus sentimientos porque no se le puede pedir que reprima sus emociones.

Así mismo, es bueno que la persona regrese al lugar donde ocurrieron los hechos, pero que realice actividades positivas allí, como celebrar un cumpleaños y explicarle que no va a pasar nada.   


“Los atentados que han ocurrido en Bogotá, se han presentado desde hace más de cinco años, esto no es solo de los últimos dos años”

Juan Carlos Ruiz, profesor de la Universidad del Rosario


¿Cómo se van a proteger los centros comerciales?

Los gerentes de los centros comerciales, las directivas de Fenalco, la Secretaría de Seguridad y la Policía Metropolitana de Bogotá se reunieron para reforzar las medidas de seguridad en los centros comerciales. Estas fueron algunas de las conclusiones.

• La Policía capacitará a los integrantes y empleados de los establecimientos comerciales, para que sean aliados de las autoridades y puedan realizar un trabajo conjunto en el que cada empleado esté en la capacidad de colaborar con la seguridad.

• Integrar las cámaras de seguridad de los diferentes establecimientos comerciales con la Policía Metropolitana de Bogotá, con el fin de ampliar el cubrimiento por parte de las autoridades.

• Incrementar el número de cámaras de seguridad en la ciudad. La meta es que en el 2017 se instalen cerca de 2 mil cámaras de vigilancia.

• Reforzar los esquemas de seguridad privada en los centros comerciales.

• Aumentar el número de policías presentes en los centros comerciales.


Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo