¿Cómo se invertiría el nuevo presupuesto para el Acueducto?

El Concejo aprobó en primer debate el cupo de endeudamiento para proyectos del Acueducto. Falta su aprobación en la plenaria general.

Por Ximena Arias

El Acueducto de Bogotá tiene nuevos planes para la ciudad.

La comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá aprobó en primer debate el proyecto que autoriza el cupo de endeudamiento por 3,1 billones de pesos para la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá –EAB-ESP.

Germán González Reyes, gerente del Acueducto de Bogotá, afirmó que con estos recursos se espera “tener 100% de cobertura en redes de alcantarillado para la ciudad. Así, se legalizarán 123 barrios que aún están en situación de marginalización. En esta tarea nos gastaremos 1.8 billones de pesos en los siguientes diez años. También, se le entregará agua a los municipios que nos la compran en varios volúmenes hasta el año 2032”.

Igualmente, “se iniciarán las obras para descontaminar el río Bogotá. También, se invertirá en fuentes de agua como los humedales y los ríos. Además, se harán corredores ambientales”.

Frente esta proyecto, algunos concejales pusieron algunas objeciones. Aunque  su ponencia fue positiva, Celio Nieves del Polo Democrático, no está de acuerdo con que “la propuesta de inversión de la Alcaldía sea tan alta. Por esto, propuse su disminución a 1.6 billones de pesos. Además, creo que hay obras planteadas que pueden ser desarrolladas por otras Secretarías de la Administración Distrital”.

Frente a este punto, el concejal coincide con Adriana Parias, profesora del Instituto de Estudios Urbanos de la Universidad Nacional, afirma que “es mucha plata y es la primera vez que el Acueducto tiene este cupo de endeudamiento. Sin embargo, es una empresa muy sólida y no es un riesgo realizar este tipo de inversión. Me parece viable y deseable que haya una cobertura total de la red de alcantarillado en la ciudad”.

Para Adriana, otro de los puntos importantes de esta propuesta es el tratamiento de las aguas residuales en el río Bogotá y Soacha. “No obstante, este tipo de inversiones son muy caras”.

Sin embargo, la experta cree que “por más plata que se invierta en el Río Bogotá, es muy difícil descontaminarlo en su totalidad. Incluso, con los 3.1 billones no pueden hacerlo. Pero, es posible hacer unos tratamientos primarios para el beneficio de esta fuente de agua”.

Legalizar los barrios, un arma de doble filo

Uno de los proyectos más difíciles planteados en la propuesta del cupo de endeudamiento es la legalizaciión del sistema de acueducto y alcantarillado en los barrios. La experta Adriana Parias explica que “es un arma de doble filo porque los servicios públicos son necesarios en un barrio que se ha ido construyendo con el paso del tiempo.Sin  embargo, es un estímulo para la ilegalidad porque la gente tiene un gasto adicional”.
“Por ejemplo, hay personas que instalan un tubo a  otro que está vinculado a la red de acueducto. Hay otras formas más artesanales como pasar agua por el carrotanque, entre muchas otras”, asegura la profesora.

Igualmente, Adriana explica que no solo en los barrios informales el Acueducto tiene un nivel de pérdidas muy alto, sino en toda la ciudad. “Es alrededor del 38% del agua y uno de sus objetivos es evitar que esto pase”.

“Aunque las pérdidas son muy altas, una proporción muy grande de viviendas están conectadas”, asegura Adriana.

La experta considera que “todo tipo de inversiones sociales y ambientales que se realicen para el beneficio de la ciudad son favorables. Sin embargo,hay que mirar con más detalle la forma en que se llevarán a cabo los proyectos”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo